You are here: Home Ganadería y Pesca Alimentación Animal - Forrajes Un rollo de calidad
Un rollo de calidad PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
Ganadería y Pesca - Alimentación Animal - Forrajes
Modificar el tamaño de letra:

Un rollo de calidad

Ing. Agr. Aníbal Fernández Mayer*. Desafío 21, Bordenave, 9(21):22-23.

*Técnico del INTA Bordenave - GOT SO H

Introducción

La respuesta en producción de carne -ganancia de peso- y de leche, está íntimamente relacionada con la calidad de los alimentos que se usen. En el caso de engordes intensivos o tambos de alta producción es imprescindible el empleo de alimentos (forrajes frescos, reservas y suplementación) de la mejor calidad posible.

En la actualidad, debemos buscar el momento oportuno para realizar un heno (rollos) de muy bueno calidad, tendiendo a una mayor respuesta productiva y económica. De ahí la importancia de considerar las recomendaciones de este artículo, y hacer un mejor uso del dinero.

MOMENTO OPTIMO DE CORTE

A medida que la planta madura, crece la proporción de tallos y disminuye la de las hojas. Es por ello, que para asegurar una alta calidad nutritiva del rollo (heno), se debe cortar el cultivo buscando la mayor proporción de hojas, y en lo posible sanas. Existen momentos óptimos de corte para cada cultivo en particular.

ALFALFA PURA Y EN MEZCLA CON GRAMÍNEAS

Con el fin de obtener más cantidad de forraje con la mayor calidad posible, el momento de corte apropiado para el caso de una alfalfa pura es cuando el cultivo alcanza el 10 % de floración, o las ramificaciones basales alcanzan un largo mayor de 10 cm; esto es indicado en caso de un corte en otoño con las alfalfas de los grupos 7 a 9.

Además, todo ésto está sujeto a la capacidad de trabajo del equipo y de la superficie a cortar. Como regla práctica conviene comenzar a cortar cuando se observa la primer flor en el cultivo, así se asegura una calidad adecuada al momento de corte en el promedio del lote.

No ocurre lo mismo cuando se dispone de una pastura mixta (alfalfa + gramíneas), ya que la decisión del corte hay que tomarla en función del estado de ambos integrantes. Si cortamos la pastura en función del estado de las gramíneas (éstas maduran antes que la alfalfa), podemos dañar la vida futura de la leguminosa por un corte demasiado temprano. En cambio, si lo hacemos cuando la alfalfa está a principios de floración, las gramíneas normalmente estarán semilladas en su mayoría. Entre los dos momentos descriptos debemos inclinarnos por la 2ª alternativa, pues la alfalfa es la principal componente de la pastura y la responsable de la mayor producción y calidad de la misma.

MOHA, MIJO, AVENA U OTRO VERDEO DE  INVIERNO

Todas estas gramíneas anuales (de invierno o de verano) normalmente se cortan demasiado tarde. El rollo que se obtiene en esas condiciones se caracteriza por tener un alto nivel de fibra, de baja digestibilidad y proporción de proteína. Por ello, recomendamos, aún obteniendo un menor número de rollos por hectárea, hacerlo mucho antes, es decir cuando aparecen los primeras espigas o panoja.

Nuestro objetivo es obtener la mayor calidad posible. Recordemos por un lado, que para lograr buenos engordes o producción de leche, los animales deben consumir un forraje de alta calidad. Por el contrario, un rollo "pasado" con alta fibra provoca un menor consumo y eso atenta con la mayor producción. Cortar en el momento justo no implica mayores costos, sin embargo, el resultado productivo y económico es muy superior.

SORGOS FORRAJEROS

Los Sorgos forrajeros permiten obtener altos rendimientos en rollos por hectárea. Se aconseja sembrar una alta densidad de semíllas/ha (15 a 20 kg/ha) y hacerlo a una menor distancia entre líneas (30 a 45 cm), así se obtiene un cultivo denso con tallos finos y mucha hoja, que es lo que tiene calidad. Además, permite un secado más rápido. Si se puede disponer de acondicionadores (a rodillo o con dedos retráctiles), no sólo se aceleran todos los procesos de pérdida de humedad, (redundará en un rollo de mayor calidad), sino que permite cortar plantas con tallos más gruesos, lo que sería imposible de hacer al no disponer de este tipo de maquinarias.

Los rollos de sorgo son, en general, aptos para animales en engorde cuando se logra plantas de tallo fino, con muchas hojas y un rápido secado (no más de 24 hs de cortado), sin haber sido expuestos a ninguna lluvia. Cuando no ocurre esto, la calidad se resiente significativamente, pudiendo limitar las ganancias de peso o producción de leche.

RECOMENDACIóN GENERAL

Los rollos, normalmente, por todos los condicionamientos a que son expuestos (alta fibra, pérdida de hojas por exceso de secado, pérdida de nutrientes por lluvia, rocío o el sol) tienen en general (en más del 50% de los casos) una calidad no adecuada para animales de altos requerimientos (terneros o novillitos con altas ganancias o vacas de alta producción de leche). No obstante, todas estas limitaciones se reducen cuando la proporci6n de este tipo de heno, es baja en la dieta total (menor del 10 % del total del consumo de materia seca).

Por otro lado, los rollos que se hacen de rastrojos de cosecha fina o gruesa y los de cola de avena y otro cereal, no tienen la calidad necesaria para animales de altos requerimientos como los citados recientemente. En cambio, las vacas de cría o vacas secos de tambo toleran alimentos de menor calidad. Por ello, todos las recomendaciones realizadas anteriormente son excluyentes en caso de tener animales de menores requerimientos nutricionales como los recién mencionados.

 

Quote this article on your site

To create link towards this article on your website,
copy and paste the text below in your page.




Preview :

Un rollo de calidad
Sábado, 31 Enero 2009

Powered by QuoteThis © 2008