You are here: Home Aquellos años 40 Alimentación y Bebidas Vinos de Mesa
Vinos de Mesa PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
Aquellos años 40 - Alimentación y Bebidas
Modificar el tamaño de letra:

VINOS DE MESA


Se podría afirmar rotundamente que no es posible cuidar un menú sin atender con esmero y hasta con rigor a los vinos y que de ellos depende en grandísima parte el éxito de una comida.

Glosando el dicho popular, diríamos que no hay sortija valiosa sin piedra, ni una comida sin vinos, y aún añadiríamos: sin vinos bien elegidos.

Ellos son el toque de gracia, el remate de cada plato y constituyen, indiscutiblemente, una prueba de la delicadeza del ama de casa y de su atención hacia los invitados.


Sin embargo, no será necesaria una gran variedad de clases y marcas; se atenderá, principalmente, a la calidad y, sobre todo, al tipo de vino que exige cada plato.


Todos los vinos de una comida deben constituir una gama que se inicie con el más ligero y termine con el más generoso.


Deberá cuidarse, de modo especial, el grado de calor que necesita cada uno de los vinos para conservar su aroma y su sabor.


Por ello conviene prepararlos de antemano.


En cuanto al orden de su presentación en la mesa, exponemos a continuación unas ideas generales y reseñamos las clases de vino que pueden ofrecerse en una comida bien presentada:


Con los entremeses, e igualmente con las ostras, se sirven vinos blancos: Diamante, Sauterne seco, Borgoña blanco, Viña Albina, etc., no muy fríos.


Con la sopa y el pescado, vinos secos de Jerez, Madeira Oporto, Rin, etc., igualmente a una temperatura fresca, sin ser excesiva.


Con el asado y las carnes, vinos tintos: Burdeos, Borgona, Rioja, etc., a la temperatura de la habitación.


Con los postres, vinos dulces: Málaga, moscatel, etc., y también champagna.


Éste último tendrá que servirse muy frío, por lo que se mantendrá rodeado de hielo durante todo el tiempo.


Puede también servirse toda la comida con champagna,

y, en ese caso, se comenzará a servir a partir del pescado, primero seco y, para los postres, dulce, sin olvidar que debe estar helado.



Quote this article on your site

To create link towards this article on your website,
copy and paste the text below in your page.




Preview :

Vinos de Mesa
Domingo, 12 Abril 2009

Powered by QuoteThis © 2008