You are here: Home Avicultura La Alpaca de raza Suri
La Alpaca de raza Suri PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
Animales - Camélidos
Modificar el tamaño de letra:



La Alpaca de raza Suri:

El oro olvidado de Los Andes

Porfirio Enríquez Salas

 

Introducción

Este trabajo, considerando el contexto de la cordillera de los Andes, el centro vital que sostiene a la cultura andina, tiene el propósito de describir algunas características de las alpacas de la raza suri, que por la suavidad de su fibra, están  consideradas por los criadores, como alpacas súper fina. La descripción se efectúa tomando como referencia a la ecorregión andina peruana, y dentro de ella, la experiencia de los criadores de alpacas de la raza suri del distrito de Nuñoa, perteneciente a la provincia de Melgar y el departamento de Puno (Perú).

 

1. La cordillera de los Andes: el centro estratégico de generación y conservación de biodiversidad en el mundo

La cordillera de los Andes, cuyo ámbito territorial de 7200 km. incluye a cinco países: Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, norte chileno y argentino, desde la perspectiva cultural, está considerada como uno de los centros de cultura y cuna de agricultura y ganadería original1 del mundo. En ella se desarrollaron importantes culturas, conforme sugiere Murra, para el caso del altiplano y la cuenca del Titicaca, compartida por Perú (departamento de Puno) y Bolivia, que “mucho antes de las expansiones Tiahuanaco e Inca, hizo las contribuciones más básicas que hicieron posible el desarrollo de la civilización en los Andes…”  (1983: 29).

El aporte de estas culturas altiplánicas pre Tiahuanaco, se resume en la domesticación de crianzas y cultivos adaptadas al frío de la helada y las precipitaciones pluviales, propia de las altitudes y el clima diverso y variable de los Andes. En la agricultura, los cultivos simbólicos son los tubérculos andinos mayores (papas dulces y amargas), menores (oca, olluco e izaño), y los granos andinos (quinua, cañihua, quihuicha), cada uno de ellos con cientos de variedades.

Sin embargo, el legado más importante logrado por los antiguos pobladores del altiplano a la cultura andina pasada, presente y a la humanidad en general, es la  alpaca y la llama, perteneciente al grupo de los camélidos domésticos andinos o camélidos domésticos de los Andes, por ser originarios2 y patrimonio de este espacio montañoso. Según los especialistas (cf., por ejemplo Wheeler, 1991), la vicuña, es el ancestro silvestre de la alpaca y el guanaco, el ancestro silvestre de la llama. Es significativa también la domesticación del purum quwi, para dar origen al actual cuy o cobayo (quwi).

En la actualidad, la población que vive por encima de los 4,000 msnm., en la ecorregión andina peruana, se dedica a la crianza de la alpaca. Según el tercer censo agropecuario (INEI, 1996), el Perú tiene una población total nacional de 2'456,642 cabezas. Dentro de este contexto, el 47.4% (1’161,867 cabezas de alpacas) se encuentran en el departamento de Puno, dándole el carácter de alpaquero por excelencia, y la diferencia del 52.6%, se encuentra, en orden de importancia, en los departamentos de Cusco, Huancavelica, Arequipa, Ayacucho, Apurímac, Moquegua, Tacna, Junín, Lima, Pasco, Cajamarca y Ancash. 

En el departamento de Puno y otros del Perú, la alpaca se cría en manos de criadores parcelaros y de comunidades y parcialidades campesinas, concentrando cerca del 90% de la población alpaquera nacional. Su crianza, dentro de los causes de la cosmovisión andina, está destinada a la obtención de fibra, la misma que es comercializada en calidad de materia prima, en los mercados locales para obtener ingresos económicos, que permiten la sobre vivencia de las familias dedicadas a su crianza. 

Desde el punto de vista de los criadores y artesanos textiles tradicionales del departamento de Puno y del distrito de Nuñoa, el término alpaca incluye la existencia ancestral de dos razas: la suri y la wakaya (véase fotografías). En ambas razas existen alpacas blancas y de colores naturales. Precisamente, el exotismo de las razas de alpacas, se muestra, en su riqueza de 22 tonalidades de colores naturales que no se destiñen. Esta cualidad contribuye para que la fibra de color de las razas de alpacas, sea una de las fibras de origen animal, clasificadas dentro de las denominadas fibras especiales3 (Carpio, 1991).  Por este motivo, es el insumo más preciado para la actividad textil artesanal que se lleva a cabo en los Andes y la industrial textil nacional y mundial.

 


2.         La raza suri: una alpaca exótica de fibra lustrosa, sedosa y brillante 

Las alpacas de la raza suri, son poco conocidas, precisamente porque el término genérico alpaca no las ha permitido diferenciar de la raza wakaya, criada en mayor número en el departamento de Puno y la ecorregión andina en general. Por este motivo, en lo que sigue, se describen algunas de sus características fundamentales de las alpacas de la raza suri. 

2.1. Su nombre procede de la palabra aimara suri, el nombre nativo de la ñandú sudamericana (Pterocnemia pennata, lesser rhea) que habita en las zonas alpaqueras del departamento de Puno. El nombre primigenio de esta raza, de acuerdo con Bertonio ([1612] 1984), fue Suri suri caura: carnero medio lanudo, que tiene qual y qual pelo (p. 329) En este caso, se utiliza la reduplicación del sustantivo suri, por estrategia de las lenguas andinas quechua y aimara, para generar nombres propios. En consecuencia, suri suri caura significa: alpaca parecida al suri

¿Y por qué se le asigna el nombre del ñandú sudamericano a una raza de alpaca en los Andes? En la realidad el ñandú sudamericano es un ave corredora corpulenta y de patas largas, muy apreciada por su largo plumaje flexible, sedoso y brillante. Las plumas del suri, por las cualidades descritas, también sirven de adorno en los sombreros de los danzarines del Ayarachi, un mítico baile de la provincia de Lampa (Puno). Cuando se observa correr al suri, sus largas plumas se mueven como flecos con el accionar del viento, a la que se suma su sedosidad y brillantez, que refleja un color intermitente por la acción del sol. Estas cualidades coinciden perfectamente con la fibra larga, lacia y sedosa de las alpacas suri, motivo por el cual, los antiguos aimaras, le asignaron su nombre por similitud. 

2.2. En el distrito de Nuñoa, el mayor y mejor centro de crianza de alpacas, especialmente de la raza suri (blanca y de color), también se le conoce con el nombre de chili paqucha. Para algunos estudiosos, esta denominación se referiría a una tercera raza, que es el cruce entre la raza wakaya y suri (Cf. Pizarro, 1999) Sin embargo, esta denominación no refiere a una tercera raza. La denominación chili, es un término de origen aimara, que en el diccionario de Bertonio (op. cit.) se escribe chilli, cuyo significado es: lo más hondo del suelo (p.82). Este adjetivo ligado al sustantivo paqucha (alpaca en quechua), estaría indicando que la alpaca de raza suri, es una alpaca de zonas bajas.  Efectivamente, a diferencia de las alpacas de la raza wacaya, cuya crianza prospera por encima de los 4,200 msnm., la  raza suri, es una alpaca que se cría por debajo de esta altitud.

2.3. La experiencia de los criadores de alpacas suri del distrito de Nuñoa, permite caracterizar a esta raza como la calidad "super fina" de alpaca, que proporciona, después de la vicuña, una de las fibras naturales más finas y lujosas del mundo. Su vellón, que procede de un solo abrigo, es lacio, suave al tacto, sedoso, lustroso y brillante, asemejándose a la suavidad del cashmere y al lustre y brillo de la seda. Los expertos en fibras están de acuerdo que el vellón de la alpaca suri "... es más uniforme que el de la raza wacaya. En el vellón wacaya es frecuente encontrar  en una determinada mecha un número variable de pelos gruesos (>40u), por lo que el coeficiente de variación de finura es elevado. Por el contrario, las mechas del vellón suri son más uniformes, siendo menor el coeficiente de variabilidad de finura" (Sumar, 1988)

2.4. Es necesario también resaltar, que la fibra de la alpaca suri crece y se mantiene paralelo a la superficie del cuerpo (ibid), como si se tratara de un fleco. Además, produce un alto porcentaje de fibra limpia, que después de procesada alcanza entre 87% a 95% de rendimiento. Realidad incomparable con la lana de oveja que va entre 43% a 76%. Por este motivo la fibra de alpaca suri es fácil y económica de procesar, debido a que no tiene grasa o lanolina como la oveja. Es más, al proceder el vellón de un solo abrigo, no necesita ser descerdada como el cashmere, el camello y la vicuña.

2.5. En relación al centro de origen de las alpacas suri blancas y de color, para el caso de la ecorregión andina peruana, los expertos están de acuerdo que el "distrito de Nuñoa (ubicado en la provincia de Carabaya4 y el departamento de Puno), y más precisamente alrededor de los grandes bofedales del nudo de Vilcanota, como las zonas de origen de las alpacas de raza suri" (Ibid) Esta realidad coincide con el alto número de alpacas suri blancas y de color existentes en el distrito de Nuñoa. Concientes de esta realidad, los criadores se sientan orgullosos, razón por la cual le asignaron el merecido título de "Nuñoa, capital mundial y patrimonio de la alpaca suri".

2.6. En cuanto a la población de alpacas de la raza suri, no existen estadísticas oficiales actualizadas y confiables, por lo que es difícil determinar la población actual, tanto blancas y de color. De acuerdo con del tercer censo agropecuario, de las 1’161,867 alpacas criadas en el departamento de Puno, se determinó en forma genérica, que sólo el 5.87% (68,251 alpacas) son de la raza suri, frente al 94.13% (1’093,616 alpacas) de la raza wakaya

Sin embargo, salta a la vista que una población calculada de 5.87% para la raza suri en el departamento de Puno, hace más de diez años, es muy precaria. Teniendo en cuenta este problema, en el distrito de Nuñoa, mediante la ACRICAN – ILLA5 ,  con el apoyo financiero del PNUD mediante el PPD (Programa de Pequeñas Donaciones), entre los años 2002 al 2006, se ejecutó el proyecto” Evaluación, recuperación y conservación del germoplasma de la alpaca raza suri de color” (Cf. Enríquez, 2006). Como resultado de este proyecto, se determinó que de 54,958 alpacas evaluadas en poder de los criadores parceleros y comunidades y parcialidades campesinas, las alpacas blancas en ambas razas, representan el 97.1%6 y las de color, el 2.9%. 

Dentro de éste último porcentaje, las suri de color sólo representan el 0.9% (contra el 2.0% de las wakaya de color), es decir, una precaria cifra que muestra la tendencia hacia la extinción por blanqueamiento de los rebaños de alpacas. Aún así, no existen leyes que las protejan, por el contrario, sin conocer esta realidad el Estado peruano autoriza su exportación indiscriminada. En orden de importancia, los colores de la raza suri evaluados, se les puede clasificar de la siguiente manera: Colores predominantes (crema claro o LF), relativamente predominantes (café claro y café oscuro), escasos (negro, café y gris) y raros (roano, gris indefinido, gris plata, gris oscuro, negro claro y negro oscuro).

Como resultado del proyecto, también se implementaron centros de conservación familiar y comunal de alpacas suri de color en los rebaños de los criadores de alpacas del distrito de Nuñoa. Lo más importante fue que las esposas, hijas y otras mujeres de escasos recursos, fundaron el Centro Artesanal Suri Paqucha, para transformar manualmente la fibra de calidades superiores de sus alpacas suri. De tal forma que hoy, se dedican a hilar y tejer a mano, finas y delicadas prendas de vestir con fibra orgánica de alpaca suri de color, a la que le han incrementado otros colores, utilizando pigmentos naturales vegetales y la cochinilla, para teñir la fibra blanca de sus alpacas suri. 

Finalmente, en el cuadro que sigue, se precisan algunas de las características ventajosas de las alpacas de la raza suri en comparación con las alpacas de la raza wakaya.

CARACTERÍSTICAS TEXTILES FUNDAMENTALES
DE LA FIBRA DE ALPACA DE LAS RAZAS SURI Y WAKAYA

ALPACA DE RAZA SURI
< CARACTERÍSTICAS TEXTILES >
ALPACA DE RAZA WAKAYA
espiraladas formando rulos que caen paralelamente a ambos lados del cuerpo, dejando desnuda la línea superior de la espalda.
< CUALIDADES DEL VELLÓN >
Las fibras y las mechas se disponen perpendicularmente a la superficie del cuerpo y se mantienen en esa posición por el entrelazamiento de las fibras. Tiene presencia de rizos pronunciados a lo largo de la extensión de las fibras y de las mechas. En conjunto da la apariencia de un vellón esponjoso y abundante.
Tiene un mayor peso de vellón
< PESO DEL VELLÓN >
Tiene un menor peso de vellón
Mayor presencia de fibras finas y uniformes (fibras de menor diámetro) en promedio. Esta característica le da mayores posibilidades de uso textil y por tanto mayor precio.
< FINURA >
Presencia de fibra fina y con diferentes grados de uniformidad. Pueden haber en promedio fibras de mayor diámetro y menor diámetro.
Posee un vellón muy suave al tacto, sólo superado por la suavidad y finura de la vicuña.
< SUAVIDAD >
Posee un vellón suave y esponjoso al tacto
Tiene un brillo y lustre exquisito y sedoso. Se compara con la Cachemira fina y la Cabra Angora.
< BRILLO Y LUSTRE >
Es ligeramente opaca y toma la apariencia de la fibra del ovino Corriedale y Romney.
Alto poder fieltrante, lo que evita el apelmasamiento de la fibra (escasa tendencia al abatanamiento) en las prendas textiles, cuando se les somete al lavado..
< PODER FIELTRANTE >
Poder fieltrante disminuido, con tendencia al apelmasamiento (mayor posibilidad de abatanamiento) en las prendas textiles, cuando se les somete al lavado.
En general las mechas del vellón suri son más uniformes, siendo menor el coeficiente de variabilidad y mayor el promedio de finura.
< UNIFORMIDAD >
Son menos uniformes siendo mayor el coeficiente de variabilidad de finura. Es frecuente encontrar en una determinada mecha un número variable de pelos gruesos (> 40 m).
Ligeramente superior que la de wakaya.
< RENDIMIENTO DE FIBRA LAVADA >
Ligeramente inferior que la de suri.

FUENTE: Enriquez, op. cit.

 

BIBLIOGRAFIA 

Carpio, Manuel
1991      Aspectos tecnológicos de la fibra de los camélidos andinos, En: César Novoa y Arturo Flores: Producción de rumiantes menores: Alpacas.Programa de Apoyo a la Investigación Colaborativa en Rumiantes menores (SR-CRSP), Convenio Universidad de California Davis – INIAA. Lima. 

Enríquez, Porfirio
2006      La alpaca suri de color: ¿Una raza en proceso de extinción?  FMAN – PNUD – UNOPS – PPD – ACRICAN – ILLA. Puno.

INEI
1996      III Censo Nacional Agropecuario. Lima. 

Murra, John
1983      La organización económica del Estado Inca, Siglo XXI – IEP. Lima. 

Pizarro, Ramón
1999Camelidotecnia. CONCYTEC. Lima.

Sumar, Julio
1998      La alpaca peruana de raza suri, En: Revista de investigaciones veterinarias, Nº 10. IVITA. Lima.

Valladolid, Julio
1993      Las plantas en la cultura andina y en occidente moderno, En: PRATEC. ¿Desarrollo o descolonización de los Andes? Lima. 

Wheeler, Jane
1991      Origen, evolución y status actual. En: Fernández-Baca, Saúl. Avances y perspectivas del conocimiento de los camélidos sudamericanos. FAO. Santiago de Chile.

 

NOTAS 

1. También se les conoce con el nombre de Centros Vavilov. Este nombre se origina a partir de las expediciones científicas realizadas en 1935 por el sabio ruso Vavilov a diferentes lugares del mundo (Valladolid, 1993)

2. Se recomienda utilizar la denominación genérica de camélidos domésticos de la ecorregión andina o camélidos domésticos de los Andes, en vez de camélidos sudamericanos, denominación inapropiada, porque no existen alpacas ni llamas, ni sus ancestros silvestres en la meseta brasilera y la gran sabana o llanura amazónica, de clima tropical y sub - tropical.

3. A este grupo también se le conoce con el nombre de tercer grupo de fibras animales. Se incluye a la fibra de la cabra de angora (mohair), cabra de cachemira (cashmere) y la cabra común (pelo de cabra), entre otros (Carpio, op. Cit.)

4. El autor equivocadamente ubica al distrito de Nuñoa dentro de la provincia de Carabaya. El distrito de Nuñoa pertenece a la provincia de Melgar y departamento de Puno.

5. La Asociación de criadores de camélidos andinos – Illa.

6. Dentro de este porcentaje, las alpaca suri blancas representa el 27.4% y las huacaya el 69.7%.

Quote this article on your site

To create link towards this article on your website,
copy and paste the text below in your page.




Preview :

La Alpaca de raza Suri
Jueves, 05 Febrero 2015

Powered by QuoteThis © 2008