You are here: Home Avicultura COMPOSICIÓN QUÍMICA y CARACTERÍSTICAS FÍSICAS del calostro caprino
COMPOSICIÓN QUÍMICA y CARACTERÍSTICAS FÍSICAS del calostro caprino PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 5
MaloBueno 
Animales - Caprinos
Modificar el tamaño de letra:

COMPOSICIÓN QUÍMICA y CARACTERÍSTICAS FÍSICAS del calostro caprino

A.Argüello1, R. Ginés1, J. Capote2, y J.L.López1. 1998. Vet. Arg., Bs. As., 15(148):573-578.

1)Producción Animal, Universidad de Las Palmas de G.C, 35416, Arucas. Las Palmas, España.

2)Instituto Canario de Investigaciones Agrarias, La Laguria, Tenerife, España.


RESUMEN

En el presente trabajo se estudió la evolución de la composición química (grasa proteína y lactosa), y algunas características físicas (densidad, pH, conductividad, color L*a*b*) en el calostro de cabras pertenecientes a la Agrupación Caprina Canaria, durante los primeros cinco días postparto. Para ello se utilizaron 26 animales, obteniéndose de cada uno de ellos 10 muestras con una periodicidad de 12 horas. Los resultados muestran una evolución descendente a lo largo del tiempo de estudio para la densidad, % de grasa, % de proteína y la coordenada b' del color, permaneciendo muy estable el pH e incrementado su valor la coordenada L* y a* del color, la conductividad y el porcentaje de lactosa. Asimismo, se valora la relación del color (en particular la coordenada b*) con algunas características físicas y de la composición química de interés, la cual puede servir para la predicción a través del color de la riqueza en algunos parámetros del calostro, de utilidad en el manejo que requiera aporte exógeno de calostros a los cabritos, como es el caso de la lactancia artificial y la prevención de ciertas patologías.

Palabras clave: pH, color, grasa, proteína, densidad.

INTRODUCCIÓN

El calostro, primera secreción de la ubre tras el parto en las hembras de los mamífe­ros cumple diversas funciones, entre las que destacan el aporte de inmunoglobulinas (Ig) en las primeras horas después del naci­miento, el aporte de energía y favorecer la eliminación de los meconios (Brown, 1978, O'Brien y Sherman, 1993). En el caso del ganado caprino, se ha evaluado cual es la concentración sérica de anticuerpos tras la ingestión de los calostros necesaria para evitar el síndrome de fallo de la transferen­cia de la inmunidad pasiva, estimándose entre 800 y 1200 mg/dl (O'Brien y Sherman 1993, Morand-Fehr, 1984). A este respec­to, son múltiples los factores que afectan la absorción de anticuerpos por los recién na­cidos, destacando entre ellos, el volumen de calostro ingerido, su concentración en inmunoglobulinas (Bainter, 1986, Michanek y Ventorp, 1989), el peso al nacimiento (Morand-Fehr, 1984) y la hora de la prime­ra ingesta (Michanek y Ventorp, 1989).

En el manejo de la lactancia artificial no se recomienda aportar el calostro directa­mente de la madre, ya que la rápida vincu­lación materno-filial (Ramírez et al. 1996) dificultará su posterior adaptación a las tetinas artificiales, lo que conllevará un re­traso en su crecimiento. También como la prevención de ciertas patologías tales como C.A.E.V., paratuberculosis, mycoplasmosis, etc. (Guerrault,1990) son transmitidas por esta vía. Ello conduce a que el conocimien­to de la calidad del calostro sea importante, a fin de evitar que se reduzca su actividad inmunizante y energética.

Respecto a la determinación de la rique­za en Ig, se ha avanzado mucho, tanto en métodos de laboratorio (Mancini et al 1965, Fahey y McKelvey, 1965), como en estima­ciones de campo (Mechor et al. 1992, O'Brien y Sherman, 1993). Por contra la composición físico-química del calostro, re­quiere de un aparataje caro y relativamen­te sofisticado, lo que ha provocado que su valoración rápida en granja no se haya de­sarrollado convenientemente.

El paso del calostro a leche es un pro­ceso rápido, evolucionando al mismo ritmo las propiedades físico-químicas, empezan­do con un líquido de alta densidad y color amarillento para terminar siendo menos denso y de una coloración mucho más cla­ra.

Así, el objetivo del presente trabajo, es caracterizar desde un punto de vista físico­químico (color, densidad, pH, conductividad y composición química), la evolución del calostro desde el momento del parto hasta su transformación en leche en cabras de la Agrupación Caprina Canaria, Variedad Majorera, así como establecer la relación entre el color, obtenido con un método de fácil realización, y algunas de las propieda­des físico-químicas anteriormente citadas.

MATERIAL Y MÉTODOS

Para el presente estudio se controlaron 26 cabras pertenecientes a la ACC, varie­dad Majorera. Los animales permanecieron alojados en las instalaciones que dispone la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria en Monta­ña Cardones (Gran Canaria), respetando las necesidades de espacio recomendadas por Fuentes (1985). Su alimentación cubrió los requerimientos mínimos de mantenimiento, crecimiento, gestación e inicio de lactación recomendados por el INRA, y consistió en maíz, alfalfa en pellets, soja molida y paja o tallos de plataneras como fuente de fibra.

Las muestras (150 ml), fueron tomadas cada 12 horas, marcando como muestra 0 aquella que se recogía en el momento jus­to del parto. Si éste acontecía por la noche, la primera muestra se tomaba a las ocho de la mañana y se rotulaba como muestra 1. A partir de este momento, se continuaba hasta completar 10 muestras por animal, haciendo un total de 5 días. Las muestras que se obtenían a las ocho de la mañana, se mantenían a 4°C y eran procesadas esa misma mañana, las recogidas a las ocho de la tarde, se mantenían en refrigeración siendo analizadas a la mañana siguiente.

Los parámetros estudiados en el calostro fueron; color en el sistema CIE L*a*b* (sistema triestímulo), mediante un colorímetro Minolta CR200. Con este siste­ma se cuantificó la luminosidad (L*), la to­nalidad de rojiza (+a) a verdosa (-a) y en otro eje de amarillenta (+b) a azulada (-b). El pH, medido con un aparato Crison 507.

La conductividad, medida con un conductímetro Crison 522 (en ms/cm). La densidad, medida con Iactodensímetro Alla, de rango 1000-1100 g/I. Por último para la determinación de la composición química (grasa, proteína y lactosa), se enviaron muestras conservadas en dicromato potásico al Instituto Canario de Investiga­ciones Agrarias para su análisis con Milkoscan. En el caso de las muestras re­mitidas fuera del laboratorio, nunca pasó más de una semana entre la obtención de la muestra y su análisis, estando conserva­das todo ese tiempo en condiciones de re­frigeración.

En el estudio estadístico, realizado con el programa SPSS, se realizó mediante aná­lisis de la varianza de una vía con posterior test de Sheffe, al objeto de saber a partir de que muestra (tiempo) no se observaban di­ferencias estadísticamente significativas en los diferentes parámetros estudiados. Asi­mismo se obtuvieron las ecuaciones de re­gresión (con mejor ajuste) para cada parámetro estudiado con respecto al tiem­po y de la coordenada b* del color con al­gunos de los parámetros del estudio.

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

El color (Tabla nº 1) medido mediante el sistema triestímulo, permite analizar cada coordenada por separado. Así la luminosi­dad (L*) alcanza el valor más bajo en el momento del parto (83.7±7.4), para poste­riormente ir ascendiendo hasta alcanzar un equilibrio alrededor del 90, hecho que ocu­rre entre las 12 y 24 horas postparto, sien­do de destacar la escasa variabilidad en­contrada desde este momento hasta el fi­nal de experiencia.

 


Para las coordenadas a* y b* ambas tienden a la neutralidad, teniendo evoluciones opuestas. Mientras que la coordenada a* incrementa su valor paulatinamente (­5.7±1.2 a -2.4±0.4), la b* decrece en sus valores drásticamente (23.8±4.6 a 5.7±1.6). Ambas variables, presentan diferencias estadísticamente significativas entre las 0 y las 24 horas postparto, al igual que ocurría con la luminosidad.

La densidad (Tabla nº 1) presenta un descenso muy marcado en las 24 primeras horas para posteriormente ir disminuyendo de una forma más suave hasta alcanzar el valor de 1030.4±2.5 g/I a los 5 días postparto. El valor obtenido para la densi­dad del calostro a las 24 horas tras el parto (1039.4±4.5 g/I) es ligeramente inferior al citado para el ganado ovino 1047 g/I (Molina et al. 1995) y bastante menor al reflejado para el ganado vacuno 1051 g/I (Fleenor y Stott, 1981). La densidad al igual que el color presenta los cambios más drásticos en las 24 primeras horas postparto.

El pH en un primer momento más áci­do, tiende a la neutralidad con un ascenso muy ligero. El valor de pH encontrado en la presente experiencia, es muy similar al en­contrado para el momento del parto en el ganado ovino 6.35 (Molina et al. 1995).

Observamos en la Tabla nº 2 que el tiem­po postparto (0-120 horas) es un buen predictor de la densidad en el calostro caprino, pero sin embargo no lo es tan bue­no para la composición química de dicho calostro. Por el contrario el color y funda­mentalmente su coordenada b* resulta me­jor predictor para dicha composición como se muestra en la Tabla nº 2; donde se correlaciona esta coordenada (con un mo­delo lineal) con las características físicas y químicas estudiadas obteniendo coeficien­tes de determinación entre 0.49 y 0.57.

 


De la Tabla nº 1 se desprende que el ín­dice de amarillo disminuye con el paso del tiempo de estudio(Argüello et al. 1997), al igual que le ocurre a la densidad, el porcen­taje de grasa y el de proteína (Hadjipana­yiotou, 1995; Argüello et al. 1997), lo que ocasiona que a bajos valores de la coorde­nada cromática b* correspondan valores bajos de densidad, grasa y proteína (Tabla nº 2).

Por el contrario la lactosa sigue una evo­lución inversa (Hadjipanayiotou, 1995; Argüello et al. 1997) incrementando su por­centaje conforme transcurre el tiempo de muestreo, a la vez que disminuyen los va­lores del índice de amarillo.

En conclusión, parece que el color se puede utilizar como predictor de la composición química del calostro en el ganado caprino, lo cual es de utilidad a la hora de seleccionar calostros para las prácticas mencionadas con anterioridad.

BIBLIOGRAFÍA

ARGÜELLO, A., MARTIN, N., GINÉS, R_AFONSO, J.M.,CAPOTE, J., LOPEZ, J.L. 1997. Aproxima­ción al estudio del calostro de la Agrupación Caprina Canaria (ACC). VI Encuentro de Veteri­narios de las Regiones Autónomas de Azores, Madeira y Canarias.

BROWN, M.D. 1978. Relationships between immunoglobulins and the intestinal epithelium. Gastroenterology, 75:129-138.

FAHEY, J.L. Y McKELVEY, E.M. 1965. Quantitative determination of serum           immunoglobulin in antibody agar plates. J. Immunol. 94:84.

FLEENOR, W.A. Y STOTT, G.H. 1986 Single radial immunodiffusion analysis for quantitation of colostral immunoglobulin concentration. J. Dairy Se¡. 64:740-747.

GUERRAULT, P. 1990. Apport de colostrum: plusieurs methodes. La Chevre, sep-oct. 180:30-31.

HADJIPANAYIOTOU, M. 1995 Composition of ewe, goat and cow milk and of colostrum of ewes and goats. Small Ruminant Research. 18. 255-262.

MECHOR, G.D., GROHN, YT., MCDOWELL, L.R., VAN SAUN, R.J. (1992) Specific gravity of bovine colostrum immunoglobuline as affected by temperature and colostrum components. Journal of Dairy Science. 75 (11), 3131-3135.

MANCINI, G.,CARBONARA, A.O., HEREMANS, J.F. 1965. Immunochemical quantitation of antigens by single radial immunodiffusion. Immunochemis­try 2:235

MICHANEK, P. y VENTORP, M.1989. Intestinal transmission el macromolecules in new born dairy calves of different ages at first feeding. Rec. Vet. Sci. 46:375-379.

MOLINA, P., MUELAS, R., FERNANDEZ, N., TORRES, A., CAJA, G., GALLEGO, J. 1995. Change of colostrum composition and factors affecting the level el production and composition in dairy ewes. J. Dairy Se¡. 78(A). Supl.i.p233.

MORAND-FEHR, P 1984. Influence el environment en mortality of kids. Colloq. Instit. Natl. Rech. Agron. 25:31-46.

O'BRIEN, J.P. Y SHERMAN, D.M. 1993. Serum immunoglobulin concentrations of newbom goat kids and subsequent kid survival through weaning. Small Ruminant Research. 11, 71-77.

RAMIREZ, A., QUILES, A., HEVIA, M.L., SOTILLO, F., RAMIREZ, M.C. 1996. Influence of forced contact en the maternal-filial bond in the domestic goat after different periods post-partum separation. Small Ruminant Research. 23:75-81

 

Quote this article on your site

To create link towards this article on your website,
copy and paste the text below in your page.




Preview :


Powered by QuoteThis © 2008