You are here: Home Avicultura Caracterización zoométrica de la cabra Criolla de las sierras de los Comechingones, Córdoba, Argentina
Caracterización zoométrica de la cabra Criolla de las sierras de los Comechingones, Córdoba, Argentina PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 2
MaloBueno 
Animales - Caprinos
Modificar el tamaño de letra:

Caracterización zoométrica de la cabra Criolla de las sierras de los Comechingones, Córdoba, Argentina

de Gea, G.; Mellano, A.; Petryna, A; Bonvillani, A y Turiello, P. 2008. IXº  Simposio Iberoamericano

sobre Conservación y Utilización de Recursos Zoogenéticos.. Red CONBIAND, CYTED.

Mar del Plata, provincia de Buenos Aires, 10 al 12 de diciembre de 2008.

Dpto. de Producción Animal, Facultad de Agronomía y Veterinaria,

Universidad Nacional de Río Cuarto. Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla


Introducción

La República Argentina, tiene una población caprina estimada en 4.061.400 cabezas., encontrándose la mayor concentración en las provincias de Santiago del Estero ( 706.700), Neuquén ( 678.000), Mendoza ( 672.000), Chaco (238.000) y La Rioja 227.000). (SAGPyA, 2008).La población, explotada bajo características subsistenciales, está en poder de

aproximadamente 50.000 pequeños productores minifundistas, de regiones extra – pampeanas, áridas o semiáridas. Excepto en las provincias de Neuquén, Río Negro y Chubut, donde la explotación de la cabra de Angora para la producción de fibra Mohair, es relevante (Programa Mohair), en el resto del país, incluida la provincia de Córdoba, la mayoría de los productores dedica su actividad a la venta de cabritos mamones para faena, sobre la base del  pie de cría “Criollo”, formado a partir de la cabra Blanca Celtibérica española, que se introdujo en el país en 1549, y fue modificada, con el aporte de otras razas, a partir del siglo XIX. Dicho pie, aunque aún no ha sido definido como raza presenta, en la mayoría de los hatos, una gran semejanza  con la cabra española. Por su origen y su evolución, la cabra Criolla posee una invalorables riqueza genética (de Gea, 2000), y una extraordinaria  adaptación a las condiciones de explotación semiáridas, a los terrenos abruptos y a la vegetación presente en ellos (Agraz García, 1976).

Por lo tanto, se debe valorizar la diversidad genética  presente en ella, que es la que le permite en los sistemas de producción, amortiguar y responder a los posibles cambios en las condiciones ambientales y económicas, que puedan suceder (Poli, 2002).La identificación animal, a partir del estudio de ciertos caracteres morfo-funcionales del individuo, es útil al objeto de lograr una clasificación etnológica o racial del mismo. La zoometría, que abarca una serie de medidas e índices corporales y la faneróptica, que comprende el estudio de   las producciones epidérmicas y dependencias superficiales como piel, pelo y cuernos, son indicadores de la aptitud del animal y, por lo tanto, útiles para su clasificación en un biotipo determinado (Alía Robledo, 1996).

ANTECEDENTES DEL TRABAJO

En nuestro país existen varios  antecedentes sobre la identificación de este recurso genético. En las provincias de Córdoba, La Rioja, Catamarca y Santiago del  Estero, Agraz García (1976a), tomó medidas zoométricas de  cabras regionales, para compararlas con la cabra Blanca Celtibérica española. En la provincia de San Luís, Rossanigo et al. (1995), realizaron una descripción morfológica de la cabra Criolla Sanluiseña. En Jujuy, Zerpa et al. (2000), y  Zerpa et al. (2002), registraron medidas y pesos corporales en 151 cabras Criollas, encontrando gran heterogeneidad en las mediciones y tamaños entre los diferentes hatos analizados, lo cual sería el resultado de la adaptación de los animales a condiciones adversas. En Córdoba, Martínez et al. (2000), identificaron a través de análisis discriminante dos poblaciones de cabras en diferente estado de cruzamientos, con una certeza del 99% para animales Criollos y del 95% para mestizos, respectivamente. En el nordeste de la provincia de Córdoba, Deza et al. (2001), investigaron la influencia de las razas Anglo-Nubian y Saanen, sobre la conformación de los caprinos Criollos regionales y la incidencia y los efectos relativos de 10 caracteres cualitativos de fácil registro ( perfil cefálico, tamaño y dirección de las orejas, cuernos, uniformidad y color predominante de la capa, longitud del pelo, tipo de hueso, aptitud productiva y mamellas), sobre 15 caracteres cuantitativos morfo-estructurales (Deza et al.,2002).

OBJETIVO

El propósito perseguido por el trabajo fue  caracterizar y definir fenotípicamente a la cabra Criolla del sur de la provincia de Córdoba, para compararla con  la cabra Blanca Celtibérica española.

MATERIALES Y MÉTODOS

El mismo se realizó en la región centro-sur de las sierras de Comechingones, que se encuentra entre los 32º y 33º de latitud sur en la provincia de Córdoba. Se estudiaron 103 animales de cuatro hatos seleccionados por tener en explotación cabras tipo Criollo sin raza definida (SRD). Los caracteres morfológicos se determinaron de acuerdo a las metodologías propuestas por Aparicio (1960) y Agraz García (1976a).

Las variables zoométricas registradas a través de mediciones individuales fueron: Altura de la cabeza; Ancho y largo de la cabeza; Alzada a la cruz; Longitud del tronco; Longitud de  regiones dorsal y lumbar; Anchura anterior de la grupa; Perímetro torácico; Altura del pecho; Altura al hueco retro-esternal y   perímetro de la caña.

Se calcularon algunos índices biométricos ( Corporal  y de profundidad torácica) y se tuvieron en cuenta ciertas características morfológicas y fanerópticas cualitativas de los animales, mediante inspección ocular.

Los resultados se analizaron a través de Microsoft Excel. Para las variables cualitativas, se calcularon las participaciones o la distribución de cada parámetro. Sobre las variables cuantitativas se determinaron estadísticas de posición como media, máxima y mínima. Se utilizaron medidas de dispersión como el desvío estándar, para establecer variabilidad y  coeficiente de variación, para poder comparar las diferentes mediciones. Con los parámetros estadísticos obtenidos, se realizó una tabla de resultados que permitió resumir todos los registros.

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

En cuanto a variables cualitativas se observó, en general, desarrollo corporal escaso a medio; cabeza  triangular, alargada y de perfil fronto-nasal recto o ligeramente convexo; línea dorso-lumbar recta a levemente deprimida, grupa  caída, con cola  corta  dispuesta  horizontalmente  o  erguida. En el 56%  de los casos, capa color blanco, siguiéndole el  rosillo (26 %). El 83 % de la población presentó pelo corto. La capa uniforme de color blanco es descripta por Rossanigo et al. (1995), como característica de la Cabra sanluiseña y por Sierra et al. (1997), como predominante en  los caprinos Criollos de  México. Según el Ministerio de Agricultura de España, el pelo corto y el color blanco son características propias de la cabra Blanca Celtibérica (M.A.P.A, 1985). Respecto al perfil fronto-nasal, en el  75% de la población fue recto, siendo  el perfil característico de dicha raza, coincidente con la descripción que hizo Rossanigo et al. (1995) de la cabra de San Luís. Sin embargo, Agraz García (1976a), cita como propio de esta raza al perfil convexo, modificación debida, seguramente, al resultado de otros cruzamientos realizados en México. Las orejas, en el 63 % de los ejemplares  fueron grandes y dispuestas horizontalmente, mientras que en 28 % lo fueron péndulas; características similares a las descriptas para la cabra española, aunque en ésta están dirigidas hacia delante.

CONCLUSIONES

La cabra Criolla de las sierras de Los Comechingones, presenta una gran variabilidad fenotípica. Ciertas características morfológicas y fanerópticas observadas, como el escaso tamaño corporal, pelaje blanco y corto, perfil fronto-nasal recto, orejas grandes y dispuestas horizontalmente y presencia de barba,  además de cabeza alargada y triangular, considerable alzada a la cruz, escaso perímetro torácico y altura al pecho mayor que profundidad, fueron similares a las descriptas en la Blanca Celtibérica. El menor tamaño corporal observado, podría deberse al efecto de la  selección natural, de lo que se podría inferir que, la cabra Criolla regional, tanto en el país como en el mundo, adquiriría características propias, en respuesta al ambiente que habita.

LITERATURA CITADA

AGRAZ GARCÍA, A. 1976. Desarrollo de la ganadería caprina argentina. F.A.O, Roma.

AGRAZ GARCÍA, A. 1976 (a). Estudio Zoométrico de tres razas caprinas. Editorial Hemisferio Sur. Buenos Aires, Argentina.

ALÍA ROBLEDO, C. 1996. La base animal en el ganado caprino. En:Buxadé, C. (Ed.). Zootecnia. Bases de producción animal. Producción caprina. Ediciones Mundi-Prensa. Madrid, España.

APARICIO, J. 1960. Zootecnia especial. Etnología compendiada. Special Zootechnology. Ethnology abridged). 4th edn. Imprenta Moderna, Córdoba, España.

de GEA, G. 2000. La cabra criolla de las sierras de los Comechingones, Córdoba, Argentina. Universidad Nacional de Río Cuarto, Argentina.

DEZA, C.; G. PEREZ; M. P. DIAZ; M. VILLAR; M. BIANCHI; C. F. BARIOGLIO. 2001. Influencia de las razas Anglo-Nubian y Saanen en la variabilidad fenotípica morfoestructural de las cabras criollas del C-NO de Córdoba. Rev. Arg. Prod. Anim. 21: 183-194.

DEZA, C.; M. BALZARINI; L. VARELA; M. VILLAR; C. F. BARIOGLIO. 2002. Asociación entre parámetros cualitativos y caracteres cuantitativos morfo-estructurales en cabras. Rev. Arg. Prod. Anim. 22: 251-253.

M.A.P.A. 1985 Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Catálogo de razas autóctonas españolas: Especies ovina y caprina. España.

MARTINEZ, L. R. A.; M. O. RUIZ; C. C. ARIAS; M. J. SALAS; M. V. NIEVA; G. SANCHEZ; M. ARAYA; E. CORONEL; C. M. ZERPA. 2000. Comparación del perfil morfométrico de cabras criollas y mestizadas en la zona de Tumbaya Grande (provincia de Jujuy), a través del análisis discriminante. Rev. Arg. Prod. Anim. 20: 266-267.

POLI, M. A. 2002. Caracterización del caprino criollo del noroeste argentino. Instituto de Genética “Ewald Favret”, CNIA-INTA. Castelar,  Buenos Aires.

ROSSANIGO, C. E.; K. L. FRIGERIO; J. S. COLOMER. 1995. La cabra criolla sanluiseña. Información Técnica. E.E.A. San Luis, 135: 1-21.

SIERRA, A.; A. MOLINA; J. DELGADO; J. HERNANDEZ; M. RIVERA. 1997. Zootechnical description of the creole goat of the Oaxaca region (Mexico).  Animal Genetic Resources Information, 21: 61-70.

SAGPyA. 2008. Boletín de Información Caprina. Anuario 2007.

ZERPA, C. M.; J. E. DIPIERRI; A. E. RABASA. 2000. Caracterización zoométrica de la cabra criolla de Tumbaya Grande, provincia de Jujuy. INIBIAL-SECTER-Universidad Nacional de Jujuy. CONICET-FAZ-Universidad Nacional de Tucumán.

ZERPA, C. M.; D. F. ZERPA; F. DE VEGA. 2002. Relación entre condición corporal, peso y perfil morfométrico en cabras criollas. Rev. Arg. Prod. Anim. 22: 243-244.

 

Quote this article on your site

To create link towards this article on your website,
copy and paste the text below in your page.




Preview :


Powered by QuoteThis © 2008