You are here: Home Avicultura PLANTEL REPRODUCTOR DE CONEJOS
PLANTEL REPRODUCTOR DE CONEJOS PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 
Animales - Conejos
Modificar el tamaño de letra:
PLANTEL REPRODUCTOR

Se conoce con este nombre al lote de conejos integrado por un número relativamente pequeño de ejemplares seleccionados, gran capacidad de producción y alto grado de pureza racial, destinado a la producción de futuros reproductores y demás animales que formarán el resto de la población del establecimiento.

Dicho plantel, que constituye la base sobre la que se asienta el porvenir de todo criadero; posee una enorme importancia, ya que tiene por objeto elevar la calidad y productividad de los animales, dentro del tipo que describe el estándar.

La formación del plantel y el sostenimiento del mismo significa inversiones de cierta importancia, no solo por los gastos  que demanda la adquisición de ejemplares de calidad, sino también  por las instalaciones que se necesitan, las que deben brindar a los animales las mejores condiciones de vida.

Exige también cuidados especiales, raciones adecuadas, control de los servicios y otros.

El plantel se puede formar con ejemplares que se adquieren en cabañas, exposiciones o que se importan del extranjero; se preparan con cierta anticipación para que al iniciarse los servicios los reproductores se encuentren en perfecto estado.

El criador debe recordar siempre que del plantel reproductor depende el porvenir del establecimiento, pues él garantiza el  origen de los ejemplares que se utilizan, favorece la uniformidad del tipo y productividad de los animales, satisface las necesidades de reproductores para los planteles y animales de producción de pelo.

 

ELECCIÓN DE LOS REPRODUCTORES

Tanto los machos como las hembras que integren el plantel reproductor deben ser seleccionados cuidadosamente; serán sanos, fuertes y vigorosos.

Muchos gazapos mueren a los pocos días de haber nacido debido generalmente a la falta de vigor de los padres.

Deben ser elegidos entre ejemplares de nidadas poco númerosas y de madres muy prolíficas, pues siendo pocos los gazapos engendrados, se desarrollan más vigorosos en el vientre materno, ya que han sido mejor nutridos durante la concepción; además, siendo la prole reducida, cada gazapo recibe mayor cantidad de alimento durante la lactancia.

Deben aproximarse al tipo ideal que describe el estándar, sin defectos graves, pues ellos transmiten a sus descendientes tanto sus bondades como también sus defectos.

Deben poseer las características sexuales bien marcadas, los machos serán inquietos y ágiles en sus movimientos, las hembras en cambio, tranquilas y dóciles.

Cuando el criador tiene que adquirir reproductores, no debe olvidar que ellos están destinados a formar una nueva familia, por lo tanto, la compra de los mismos se debe efectuar en criaderos de reconocida reputación, que posea conejos seleccionados con las características del tipo que se busca.

Es preferible gastar algo más en la adquisición de buenos reproductores, ya que ellos compensan con creces el elevado costo inicial.

 

 

ELECCIÓN DEL MACHO

La selección del macho es más importante que la de la hembra, porque los hijos del primero son más númerosos y por el hecho de que constituye la mitad de la herencia de todos los hijos.

Se ha comprobado que con machos superiores y hembras medianas, se obtienen crías mejores que las que se consiguen cuando el macho es inferior a la hembra.

Los requisitos que deben exigirse a todo buen reproductor macho son los siguientes: ha de ser en primer término fuerte, vigoroso, en perfecto estado de salud debe aproximarse lo más posible al tipo ideal que describe el estándar. 

Será inquieto, ágil en sus movimientos y con mirada ardiente.

No se pueden dar reglas fijas sobre la edad propicia para destinar el macho a la reproducción, ella varía según el tipo; cuanto mayor es su tamaño, más debe esperarse para destinarlo a tal fin.

No se deben utilizar antes de los 10 meses para evitar que  con el tiempo pierdan tamaño y vigor.

 

 

ELECCIÓN DE LAS HEMBRAS

Si del macho depende en gran parte la calidad de los productos que se obtienen, de la hembra depende la fecundidad y cantidad de gazapos.

Deben ser seleccionadas cuidadosamente, buscando en ellas un temperamento tranquilo y dócil, que tenga los huesos de la pelvis bien separados lo que demuestra buena capacidad del vientre para la gestación, que las mamas estén bien desarrolladas, en número no menor de ocho para que pueda amamantar a toda su cría.

Se deben desechar aquellas conejas que anteriormente hubiesen abortado o que reincidiesen en sus instintos perversos de matar la cría.

La edad en que pueden ser destinadas a la reproducción es la de alrededor de los 8 meses; anticipar su utilización como reproductoras es contraproducente, no sólo porque la descendencia que se obtiene es débil y raquítica, sino también como ya se ha dicho, se detiene su desarrollo.

Cuanto más se tarda en utilizar un animal como reproductor, tanto mejores serán los resultados que de él se obtengan.

Si por el contrario a las hembras se las deja largo tiempo sin hacerlas servir, pueden engordar y quedar estériles.

Si bien las hembras se destinan a la reproducción antes que los machos, terminan su misión más pronto que éstos debido a que los partos sucesivos desgastan más su organismo; las hembras deben retirarse de servicio a los 3 años y los machos alrededor de los 4, salvo que se trate de ejemplares excepcionales, entonces se les utiliza hasta que comienza a disminuir su función genética.

Es un gran error suponer que los viejos producen crías débiles y raquíticas, ya que el único inconveniente que poseen es la dificultas para realizar los servicios.

 

MANEJO DEL PLANTEL REPRODUCTOR

Los resultados que se obtienen en la reproducción del conejo dependen, no sólo de la calidad de los planteles, sino también del manejo de los mismos.

 

 

PORCENTAJE DE REPRODUCTORES

El número de machos que debe integrar el plantel reproductor es muy variable, estando condicionado a una serie de factores tales como la edad de los animales, vigor, temperamento, régimen alimenticio a que están sometidos, intensidad de los servicios; se estima un macho cada diez hembras, aunque es conveniente tener siempre algunos conejos de reserva.

Se recomienda no abusar de los machos para que se conserven con todo su vigor y dén crías sanas y fuertes; aunque un conejo puede servir una hembra por día, se aconsejan dos o tres servicios semanales a intervalos regulares.

Es conveniente alojar los machos en jaulas alejadas de las hembras para evitar que se exciten inútilmente, aunque a distancia tal que no dificulte los servicios.

Algunos criadores acostumbran a colocar próximos aquellos machos y hembras que se resisten al acto sexual.

 

CUIDADOS DEL PLANTEL

Los resultados que se obtienen en la cría del conejo dependen en gran parte de la calidad del plantel reproductor y de la atención que se le preste al mismo.

A los ejemplares que forman dicho plantel se les debe prodigar cuidados especiales, ya que de ellos depende la eficacia y duración de sus funciones.

Los cuidados se les deben comenzar a prestar con anterioridad a la época de los apareamientos, en especial a los machos que son los que experimentan un mayor desgaste.

Se les suministrará una alimentación adecuada, especialmente, a los machos que se utilizan en forma intensa para que recobren su energía y puedan reanudar sus funciones totalmente repuestos.

A las hembras se les debe proporcionar raciones que las mantenga fuertes y vigorosas, pero que no las engorde demasiado pues podrían quedar estériles.

En las conejas de Angora es conveniente mantenerles el pelo corto alrededor de los órganos sexuales, especialmente en hembras, ya que este puede dificultar el apareamiento, el que de no efectuarse normalmente nos puede hacer suponer que se trate de una coneja estéril.

Se deben tomar las debidas precauciones para evitar que el pelo se les afieltre; un animal bien cuidado y con el pelo suelto cumplirá mejor las funciones de la reproducción.

Si apareciere alguna enfermedad se tomarán las debidas precauciones para evitar su propagación, se procederá de inmediato a aislar todo animal enfermo, aplicándole el tratamiento curativo según la enfermedad.

 

NÚMERO DE PARICIONES POR AÑO

Toda coneja está en condiciones de recibir al macho a las pocas horas de haber realizado el parto, dándose el caso que a los 32 días de dar nacimiento a una prole, puede dar otra.

A las hembras no se les debe exigir más de cinco pariciones al año, aunque se recomienda reducirlo a cuatro para poder obtener crías sanas y fuertes; tratándose de ejemplares seleccionados de cuya cría se obtendrán los futuros reproductores, el número de pariciones se reducirá a tres como máximo,

Algunos criadores tienen la costumbre de hacer servir a las hembras recién paridas, unos con el objeto de obtener mayor número de gazapos y otros por que la hembra acepta muy bien al macho y con gran probabilidad de quedar fecundada, ello sólo se debe realizar en casos excepcionales, no sólo porque perjudica a la madre al tener que soportar simultáneamente la lactancia de sus hijos recién nacidos y la formación de los seres que está gestando, sino también porque se obtiene gran número de gazapos débiles y raquíticos.

Hemos logrado éxito empleando buenas nodrizas a las que se les confía los gazapos recién nacidos procedentes de conejas excepcionales de las que se quiere obtener mayor número de crías.

Durante los meses calurosos del verano conviene dejar las hembras descansar y tenerlas en sitios frescos y resguardados de los fuertes rayos del sol.

 

SERVICIOS NATURALES

Los servicios o apareamientos revisten para el cunicultor una enorme importancia por que de ellos depende en gran parte el éxito o fracaso de la explotación.

Cuando la cría se realiza en libertad los apareamientos son incontrolados, en estos casos la única precaución que toma el criador es asegurar el mayor número posible de concepciones, evitando que queden conejas sin ser fecundadas.

Es aconsejable que el criador presencia la cópula, lo que le permite individualizar a los reproductores que intervienen en los apareamientos.

Quote this article on your site

To create link towards this article on your website,
copy and paste the text below in your page.




Preview :

PLANTEL REPRODUCTOR DE CONEJOS
Viernes, 15 Enero 2010

Powered by QuoteThis © 2008