You are here: Home Avicultura Programas Yacarés de Entre Ríos
Programas Yacarés de Entre Ríos PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
Animales - Yacarés
Modificar el tamaño de letra:

Programas Yacarés de Entre Ríos

Prov. de Entre Ríos. 2005. Prensa, Secretaría de la Producción,

www.entrerios.gov.ar/noticias, 21.11.05.


Se realizó una nueva liberación en el departamento La Paz

En el distrito Estacas del Departamento La Paz se llevó a cabo el último viernes una nueva liberación de yacarés en el marco del programa que tiene como objetivo el repoblamiento de esta especie autóctona de la fauna entrerriana.

Participaron de las actividades, que se desarrollaron en campos del Establecimiento María Sol, alumnos y docentes de la Escuela N° 25 “La Calandria”.

La coordinadora del Programa Yacarés de Entre Ríos ingeniera agrónoma Yolanda Querchi, explicó que el mismo consiste en la cosecha, incubación y cría de yacaré overo, (Caimán latirostris), para su posterior liberación en los lugares próximos donde se cosecharon los huevos.”

El objetivo general del proyecto dijo Querchi “es elaborar un plan integral basado en pautas de manejo que permitan un uso sustentable de la especie yacaré overo, para la zona centro – norte de la provincia de Entre Ríos.

La implementación del proyecto, ayudará a recuperar la especie, garantizar la conservación de los ecosistemas a los que está asociado (humedales), y a la reactivación económica del sector a partir de su uso sustentable.”

Los departamentos en los que se lleva adelante el proyecto son La Paz, Federal, Feliciano, sobre las cuencas del arroyo Feliciano y del río Guayquiraró.

¿Por qué allí?

Si bien el yacaré overo o ñato se distribuye hasta el sur del paralelo 32, en toda la zona norte y centro de la provincia, el proyecto se encuentra dentro del marco de una propuesta de recuperación de una zona marginal cuyo ambiente va siendo modificado por el hombre, pero que aún así, la población de yacaré overo encuentra condiciones favorables de subsistencia, en ambientes característicos de estos departamentos.

El yacaré overo prefiere los ambientes de aguas tranquilas de tajamares, lagunas, represas, con abundante vegetación flotante y con embalsados; a los cursos de aguas abiertas de arroyos y arroyuelos característicos de esas cuencas. Prefieren para hacer sus nidos y tener sus crías los embalsados, con una protección vegetal abundante, también lo hacen en la costa a poca distancia del agua, o bajo el monte. La actividad principal de estos animales se da en primavera – verano. Época en que se alimentan, se los puede ver de noche cazando en espejos de agua limpia, momento en que se comienza con los monitoreos de animales adultos y subadultos y la ubicación de los nidos. Para el mes de enero las hembras ya han puesto entre 30 y 45 huevos y es el momento de cosechar. Durante toda la estación de verano se realiza la cosecha de huevos que se trasladan a una incubadora puesta a punto para tal fin, es decir con una temperatura constante de 31,5º C y humedad ambiente del 95%, ubicada en las instalaciones de calle Larramendi 3108.

La profesional también explicó que la alimentación varía con la edad de los yacarés, ya que los recién nacidos prefieren insectos y pequeños moluscos, los más grandes moluscos y peces chicos y los adultos peces y tal vez algún mamífero pequeño (nutria, carpincho, etc.).

La característica de estos ambientes y la oferta de alimento favorecen la abundancia y presencia del yacaré overo en nuestra provincia.

Una vez detectados los nidos, los huevos se levantan marcándolos en la posición en que se encuentran en el nido y así se transportan en bateas con material de nido hasta la incubadora, simulando el verdadero. Allí permanecen hasta el nacimiento de las crías. El tiempo de incubación desde la postura al nacimiento es de 70 días, por lo que el tiempo de permanencia en la incubadora depende del momento de cosecha.

Al nacer, los animales se desinfectan en la zona ventral, se miden, se pesan y se marcan por nido; se colocan en el invernáculo con piletas calefaccionadas a 30° de temperatura, con una parte con agua y una parte seca, y se les comienza a suministrar alimento, consistente en una combinación de carne molida de pollo, vacuno y pescado.

Durante su permanencia en el invernáculo (aproximadamente 10 meses), se realizan los respectivos controles sanitarios, pesadas y medidas cada 3 meses.

Al llegar la temporada de verano, los animales han adquirido un desarrollo corporal que llega al doble de su tamaño al nacer, esto les da más posibilidad de protección al estado natural cuando son liberados, tal lo que sucederá con los que han sido devueltos en la zona del Distrito Estacas, La Paz. Lo contrario pasa con sus hermanos que se mantuvieron en la naturaleza, ya que nacen a fines de marzo cuando la temperatura comienza a descender, quedando expuestos a predadores o mueren con las primeras heladas, llegando al verano siguiente sólo el 10 % de los nacidos y con escaso desarrollo corporal. En cautiverio, el 85% llega al año.

Como al nacer los animales son marcados por nido, la liberación de los mismos se produce en los lugares próximos a donde se cosecharon los nidos.

La implementación de un proyecto con estas características ha permitido la liberación hasta el momento de 700 animales criados en cautiverio, que en la naturaleza seguramente no hubieran sobrevivido.

 

Quote this article on your site

To create link towards this article on your website,
copy and paste the text below in your page.




Preview :


Powered by QuoteThis © 2008