You are here: Home Avicultura Criadero modelo de yacarés en Corrientes, un proyecto de caimanes de Formosa y yacarés santafesinos
Criadero modelo de yacarés en Corrientes, un proyecto de caimanes de Formosa y yacarés santafesinos PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 
Animales - Yacarés
Modificar el tamaño de letra:

Criadero modelo de yacarés en Corrientes, un proyecto de caimanes de Formosa y yacarés santafesinos

El Comercial. 2005. Formosa, 6(1928):17.12.05.


Se trata de Yacaré Porá, un emprendimiento conjunto del Grupo Pomera (Garruchos) y socios estratégicos – Yacarés Santafesinos y Caimanes de Formosa – de cosecha de huevos silvestres de yacarés para cría en granja en la provincia de Corrientes.

Departamento de Ituzaingó, Pcia. de Corrientes

Con el objetivo de conservar la especie yacaré y promover la conservación de la flora y fauna los ecosistemas de la región, el Grupo Pomera (Garruchos) y socios estratégicos presentan Yacaré Porá, un emprendimiento conjunto de cosecha de huevos silvestres de yacarés para cría en granjas, mediante la técnica de rancheo o ranching. El emprendimiento se desarrolla en la estación Puerto Valle, departamento de Ituzaingó, provincia de Corrientes.

“El Grupo Pomera ha invertido recursos y dinero, junto a socios estratégicos con profundo conocimiento de la cría de yacarés, en la puesta en marcha de este criadero que consideramos modelo, ya que además de contar con el respaldo de la Dirección de Fauna de Corrientes para la cosecha de huevos, es el único en la provincia que tiene autorización de la Dirección de Fauna de la Nación para la futura exportación de su producción, lo que le permitirá a la provincia posicionar un producto local de valor agregado en todo el mundo”, comentó Daniel Maradei, director del Grupo Pomera.

En el ámbito nacional, Yacaré Porá es considerada una innovación tecnológica, que se refleja en el crédito de un $ 1.000.000 que obtuvo por parte del FONTAR (Fondo Tecnológico Argentino) para la concreción del proyecto. Además, el emprendimiento cuenta con el asesoramiento externo de la Fundación Biodiversidad, en lo referido al estudio de la dinámica poblacional de yacarés. Dicha fundación audita el impacto del trabajo realizado por Yacaré Porá en Corrientes.

“Este proyecto tiene respaldo científico, apunta a mantener la especie y a preservar la biodiversidad. El sistema de ranching implementado por Yacaré Porá está avalado a nivel mundial por el Grupo de Especialistas de Cocodrilos (UICN) para la conservación de la especie y de los recursos naturales en los países donde se implementa”, comentó Alejandro Larriera, Director Técnico de Yacaré Porá.

En su segundo año de trabajo, Yacaré Porá liberará al medio silvestre más de 1000 animales a partir del mes de diciembre en las localidades correntinas de La Cruz, Berón de Astrada y Virasoro, entre otras. Continuando con el ciclo de la actividad, en el mes de enero comenzará su segunda cosecha de huevos de yacarés en toda la provincia de Corrientes, etapa en la que se espera recolectar alrededor de 20.000 huevos, lo que representará mas del doble de cantidad respecto del año anterior.

“Yacaré Porá busca potenciar la producción de yacarés en la región y además obtener un rendimiento económico para los pobladores de la provincia, sin depredar la especie. En este sentido, la producción comercial de yacarés, ya sea el cuero o la carne, será destinada básicamente al mercado externo, a partir del próximo año, en que comenzaremos con las actividades de faena”, agregó Maradei.

Acerca de Yacaré Porá

Yacaré Porá es un emprendimiento conjunto del Grupo Pomera (Garruchos) y socios estratégicos – Yacarés Santafesinos y Caimanes de Formosa - en la provincia de Corrientes. Está financiado por el FONTAR (Fondo Tecnológico Argentino), dependiente de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica, y actualmente auditado, en lo que hace a la situación poblacional de la especie, por una entidad externa como, Fundación Biodiversidad, a cargo del estudio de la dinámica poblacional de yacarés. Cuenta con el respaldo de la Dirección de Fauna de la provincia de Corrientes y con la autorización de la Dirección de Fauna de la Nación para la futura exportación de su producción. Asimismo, el Grupo de Especialistas de Cocodrilos respalda a nivel mundial el sistema de ranching para la conservación de la especie y de los recursos naturales de los países donde se implementa.

www. http://www.flmnh.ufl.edu/natsci/herpetology/crocs.htm

Más información sobre el ranching ¿En qué consiste?

Se trata de la cosecha de los huevos puestos por los yacarés en la naturaleza para su incubación artificial y crianza de pichones en un ambiente controlado. Es una respuesta sustentable a la gran mortalidad embrionaria y perinatal (durante el primer año de vida) de los cocodrilos durante el primer año de vida, provocada por la predación, a lo que se suman distintos factores: naturales, como inundaciones o sequías extremas; o artificiales, como incendios y modificaciones ambientales producidas por el hombre. La estrategia reproductiva de los cocodrilos se basa en producir una frágil, pero a la vez abundante descendencia que garantice que al menos unos pocos lleguen al estado adulto. Se estima que, en condiciones naturales, al finalizar el período de incubación, sólo nace entre el 30 % y el 50 % de los huevos. Raramente el 10 % de los animales que nacen alcanza a cumplir un año. La filosofía del rancheo provee a la naturaleza de la posibilidad de contar con una cantidad importante de individuos. De esta abundante dotación de animales, una parte puede ser destinada al circuito comercial y otra, a la liberación al medio silvestre, logrando mantener el interés de los propietarios de tierras por conservar los humedales y suspender la canalización y secado de los esteros.

Cosechas, incubación y conservación

En el mes de diciembre, se inician las cosechas de huevos. Para esa etapa, Yacaré Porá cuenta con los datos brindados por muchos pobladores locales y personal de las estancias ganaderas, quienes suelen informarnos dónde se encuentran los nidos en los campos, recibiendo a cambio una compensación económica. La cosecha de huevos debe ser realizada por personas capacitadas porque primero es necesario marcar la posición de los huevos con crayones o pinturas, y luego ubicarlos de la misma manera en la incubadora de Yacaré Porá. Es importante mantener la misma posición, para conservar vivo al embrión durante la incubación.

La cantidad de huevos promedio es de 37 por nido y el traslado se realiza en contenedores plásticos con el agregado de material de nido, hasta la incubación en Puerto Valle. Los huevos son colocados en la incubadora a una temperatura uniforme de 31° y una humedad del 98%. Al momento del nacimiento, todos los huevos del nido son trasladados a la nacedora, donde aproximadamente el 90% de los huevos cosechados produce pichones.

Crianza y liberaciones

La cosecha de huevos para cría en granjas no perjudica a las poblaciones silvestres, ya que devuelve a la naturaleza una la cantidad mayor de animales a los que igualmente naturalmente hubieran sobrevivido. Los pichones son marcados, pesados, medidos y alojados en piletones de cemento que durante el invierno se mantienen calefaccionados. Se los nutre con un alimento balanceado elaborado en la estación de cría, con lo que se obtiene un crecimiento más de diez veces superior al natural. Al finalizar el período invernal, luego de una mínima mortandad en crianza (2%), una proporción de los juveniles es devuelta al medio silvestre entre los meses de octubre y diciembre con todo un verano por delante para adaptarse a la nueva situación. Desde sus comienzos hasta la actualidad, en las otras provincias donde se utiliza el sistema (Santa Fe y Formosa), ya han sido liberados más de 18.000 juveniles, la mayoría hoy reproductores activos, tal como lo demuestran los estudios poblacionales que permanentemente se llevan a cabo.


Quote this article on your site

To create link towards this article on your website,
copy and paste the text below in your page.




Preview :


Powered by QuoteThis © 2008