You are here: Home Codornices Una actividad productiva rentable
Una actividad productiva rentable PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
Animales - Codornices
Modificar el tamaño de letra:

Una actividad productiva rentable

 

Son grandes ponedoras, mas rentables que las gallinas, ocupan poco espacio, demandan menos alimento y el precio del huevo es idéntico. Requiere una inversión relativamente baja ya que se pueden utilizar galpones en desuso.

 

 

La búsqueda en nuestro país de una alimentación sana, ha provocado el incremento en el consumo de carnes blancas.

 

Es elocuente el aumento en el consumo del pollo doble pechuga y se expande la cría de las diferentes especies aviares domésticas tales como: pollos camperos, patos, pavos, faisanes y codornices.

 

En especial esta última puede ofrecer al paladar del mas exigente gourmet, una carne de mejor gusto, mayor calidad y una cotización mas rentable para el criador.

 

La cría y explotación de la codorniz se denomina Coturnicultura, y en algunos países como Japón, España, Brasil y Méjico se la cría de manera intensiva, para producir grandes volúmenes de huevo y carne.

 

ORÍGENES

La codorniz doméstica es oriunda del Asia, siendo el Imperio Japonés el país que se ha dedicado con mayor entusiasmo y dedicación a la cría  intensiva de esta especie.

Hace mas de 600 años que este pueblo perseverante se dedica a su crianza, quizás atraídos por su particular canto; pero a partir del siglo XX para la producción de carne y huevos.

 

También en el Egipto de los faraones se la conocía y practicaba su cría, dando origen a una raza de mayor tamaño y de huevos de mayor tamaño.

Esta variedad ingreso a Europa por España difundiéndose rápidamente.

A las primeras, por su origen, se las conoce como variedad japónica, son de menor tamaño y muy buenas ponedoras.

A las segundas se las denomina faraónica y tienen el tamaño y color de la perdiz nativa.

 

SU CRÍA

Se las cría por tres razones económicas: la producción de carne, de huevos y también para poblar cotos de caza.

En nuestro país es mas criada la faraónica por su doble propósito, a pesar de ser las japónicas las primeras en llegar.

Estas aves no incuban sus huevos, por tal motivo, para perpetuar la especie se hace necesario la utilización de incubadoras.

Tras el nacimiento los coturnipollos deben permanecer en la incubadora aproximadamente 30 horas, para posteriormente trasladarlos a las baterías de cría, sistema este mas recomendable que la utilización de parques.

Las baterías tendrán una altura aproximada de 20 cm., con una distancia entre barrotes de 12 mm. y la malla del piso deberá cubrirse durante los 5 ó 6 primeros días, con goma espuma o papel rugoso a fin de evitar que las aves resbalen merced a la debilidad de los músculos obturadores.

Durante la primera semana, pueden albergarse hasta 250 individuos por m2. y 175 en la segunda, en idéntico espacio.

La temperatura que deberá proporcionarse a los animales alojados en las baterías, será de

40°C. en los primeros días de vida, descendiendo gradualmente hasta alcanzar los 34° o 35° C. al término de los 15 días.

Los cambios térmicos bruscos, entrañan graves riesgos para la salud de las aves, siendo importante también regular la ventilación, la humedad y la luz.

Se utilizarán bebederos especiales que impidan que se ahoguen o mojen, debiendo disponer los polluelos de 4 bebederos de 2 Its. cada 100 aves provistos de agua potable y fresca.

También en los primeros días de vida se les esparcirá el alimento sobre el piso, aprendiendo de esta forma con mayor facilidad a ingerir el alimento.

Al 4° o 5° día se comenzará a utilizar los comederos de chapa galvanizada á razón de 3 comederos de 30 cm. por cada 100 codornices.

Para su alimentación se deberá utilizar balanceado especial para estas aves, que posee un alto contenido de proteínas.

Nunca se debe utilizar sobre el piso, cama de viruta o paja, ya que son propensas a ingerir estos materiales que afectan su desarrollo y les provocan dificultades para desplazarse.

 

A los 15 días comienzan sus primeros vuelos y en la 3°semana la densidad de población en la batería, será de 125 cabezas por metro cuadrado.

Durante este periodo las aves requieren de menor temperatura, debiéndose disminuir a unos 25° o 26° C., no requiriendo ya tantos cuidados como en la primera edad.

 

REPRODUCCIÓN E INCUBACIÓN

 

Como ya queda dicho, para la reproducción de estas aves se hace necesario la utilización de incubadoras.

Las condiciones de ventilación, temperatura y volteo, son idénticas a la incubación de huevos de gallina, mientras que la humedad deberá ser de 70 a 80 %, debido al reducido volumen del huevo.

La incubación de los huevos de esta especie es de 16 días, pudiendo practicarse una revisación de los mismos a partir del 5° día, a los efectos de eliminar los infecundos.

Son aves muy precoces, tanto es así que le macho es capaz de procrear a partir de las 6 semanas de vida, pero es aconsejable utilizarlos como reproductores cuando hallan alcanzado una edad de entre 3 y 6 meses, época en que han adquirido un completo desarrollo corporal y sexual.

 

Por idénticas causas se aconseja el empleo de las hembras en calidad de reproductoras, cuando han cumplido 80 días de vida.

 

Entre 14 y 16 meses es el tiempo en que deberán ser utilizados como reproductores, luego de lo cual resulta conveniente su reemplazo.

 

La conservación de los huevos es tarea de vital importancia, ya que son muy sensibles a los cambios térmicos, debiendo mantenerse a una temperatura de entre 10 y 12° C. ya mas de 60 % de humedad.

 

PRODUCCIÓN Y COMERCIALIZACIÓN

En condiciones óptimas de alimentación, manejo y sanidad, una hembra de codorniz es capaz de producir un promedio de 250 a 300 huevos anuales.

Para que estas condiciones estén dadas y no se produzcan bajas en la puesta, deberán cumplirse algunos requisitos

El  local de cría debe mantenerse a una temperatura que fluctuará entre 18 a 22° C.

Buena iluminación  solar, por su acción estimulante sobre la postura.

Iluminación artificial en invierno.

El huevo de codorniz pesa aproximadamente 10 grs. y su riqueza en aminoácidos es superior al del huevo de gallina.

Su comercialización se realiza de diferentes formas: frescos en   cajas, duros en frascos o condimentados en escabeche, con salsa, etc.

 

Otro renglón de importancia económica es la venta de la carne para consumo.

 

Cada animal faenado pesa 160 grs. y se vende en bandejas de varias aves, también suelen presentarse las pechugas solas para exquisitos paladares,

No se debe descartar como ingreso extra, la venta de reproductores de 70 u 80 días o hembras para postura de 30 días, para iniciar a nuevos criadores.

El guano de estas aves, puede ser utilizado en la alimentación de cerdos o en lombricultura, actividad ésta que se encuentra en pleno auge.

 

PARA TENER EN CUENTA

Cada huevo de codorniz posee el valor vitamínico de 2 huevos de gallina.

Lo recomiendan los médicos por su gran valor nutritivo en la dieta de niños y personas de la tercera edad.

No producen colesterol por su bajo tenor graso.

Su carne sabrosa, tierna y de fácil preparación es muy

apreciada al tratarse de un producto no tradicional.


 

ALICIA BERTAGNA

TEMAS DE GRANJA

ACCARA

Quote this article on your site

To create link towards this article on your website,
copy and paste the text below in your page.




Preview :


Powered by QuoteThis © 2008