You are here: Home Faisánidos Faisanes de caza en España
Faisanes de caza en España PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 2
MaloBueno 
Animales - Faisanes
Modificar el tamaño de letra:

Procedencia

Los faisanes son aves exóticas procedentes de Asia, donde habitan 48 especies distintas distribuidas en 16 géneros.

Parece ser que fueron los griegos los que introdujeron un buen número de especies de faisanes en Europa. También los romanos mostraron mucho interés por estas aves, no faltando en los banquetes de las personalidades relevantes.

En la actualidad, al menos 27 subespecies producto de la mezcla de un buen número de razas, mantenidas en criaderos, se distribuyen por la mayor parte de Europa.

Si bien se trata de una especie introducida en nuestro país, al igual que en el resto del continente europeo, el faisán constituye una de las aves más vistosas que podemos hallar en nuestros campos.

 

 

 

Características

Uno de los aspectos más llamativos de los faisanes, es la enorme diferencia de aspecto y colorido entre ambos sexos.

Los machos de plumaje muy colorista y vistoso, el cual usan principalmente en los periodos de celo luciéndose ante las hembras, es visiblemente muy diferente al de estas, basado en un colorido pardo de base terrosa y poco llamativo, aunque muy eficaz para ser utilizado como camuflaje.

Las carúnculas engrandecidas de los machos y de un color rojo carmesí, el airoso moño de plumas, el pico robusto y marfileño, la cabeza y cuello verde metalizado, rematado de vistoso collar blanco, sintetiza la morfología de nuestro singular protagonista. Todo ello acompañado de una larga cola ornamental casi del mismo tamaño que el resto del cuerpo, siendo éste uno de los aspectos más destacados de sus rasgos.

 

Las patas, típicas de aves terrestres, son grises y tienen un robusto espolón que utilizan en la confrontación con otros machos, así como para remover el suelo en busca de alimento.

En cuanto a sus dotes voladoras, como en el caso de sus parientes, no las tiene muy desarrolladas, prefiriendo huir a peón en caso de peligro, aunque su vuelo es raudo y en el último tramo, ya planeando y ayudado por el peso de su cuerpo, alcanza ciertas velocidades.

 

Hábitat

Llega a ser muy variado, desde las zonas arboladas con setos y alternancia de pastos y cultivos, hasta áreas arbustivas, llanuras, zonas pantanosas y terrenos de cierta elevación como laderas y colinas.

Pero sin duda alguna su hábitat preferido lo constituyen los sotos, alamedas, cañizos, junto al curso de los ríos, bosques de ribera donde impere la humedad y que ofrezcan una suficiente cobertura vegetal. Cuando cae la noche, descansan en lugares elevados, entre las ramas de algún árbol o arbusto, evitando el suelo y su mayor número de predadores.

 

Alimentación

El faisán tiene una alimentación de lo más variada, destacando lo de origen vegetal. Granos, frutos, bayas, semillas, raíces, hierbas, tubérculos y un porcentaje de materia animal, sobre todo insectos, moluscos, etc..., que ronda el 10%, capturando además de forma ocasional pequeños vertebrados.

De cualquier forma su alimentación se encuentra condicionada al hábitat que ocupa, aprovechando las posibilidades alimenticias de cada estación, todo ello se puede apoyar con una red de comederos artificiales o cultivos varios.

 

Reproducción

Fieles a sus zonas de campeo y con un comportamiento básicamente rutinario, los machos conforman un harén de cuatro o cinco hembras en los alrededores de su zona. El cortejo se produce entre los meses de Marzo y Junio. Cuando algún macho competidor se acerca al harén, es atacado rápidamente por el propietario, empezando una lucha voraz entre ambos.

En los últimos días de Abril el grupo se deshace, llevando desde entonces una vida solitaria. Las hembras se disponen a realizar la puesta, mientras que el macho vuelve a su actividad rutinaria, desentendiéndose completamente de la incubación y de los pequeños. Es la hembra la que, tras depositar en una leve depresión de 9 a 15 huevos verdosos o azulados, se encarga de incubarlos por espacio de 23-26 días, ayudad por el singular mimetismo que le proporciona su atuendo.

Al poco de nacer, los pollos son capaces de seguir a su madre, facultad que comparten con buen número de especies que nidifican en el suelo. En este momento no superan los 20 gr. de peso, pero crecen muy rápidamente. Son también muy precoces en el vuelo, pues ya con 15 días siguen a la hembra en sus primeros y cortos vuelos juveniles. Su atuendo desde el mismo momento de nacer, es de tonos terrosos con manchas oscuras.

 

El camuflaje

Cuando un faisán es descubierto recurre a la inmovilidad absoluta para pasar inadvertido. Si el intruso se aproxima, inicia una rápida huida a peón, intentando escabullirse entre la espesura de los matorrales. Si el peligro está demasiado próximo, inicia un sonoro y potente vuelo de unos cientos de metros, hasta alejarse lo suficiente.

Si una hembra y sus pequeños son descubiertos, éstos se inmovilizan, perfectamente camuflados, resultando difícil descubrirlos. Cuando el peligro es inminente, despegan de forma súbita en todas direcciones, uno a uno, para luego ser la hembra la encargada de reunir a la familia.

En campo abierto, el faisán es capaz de controlar a un intruso a gran distancia, aunque no iniciará la huida mientras se mantenga dentro de la "distancia de seguridad". Cuando ésta se ve rebasada y alcanza los 60-70 m., apeona para ocultarse entre la espesura.

En lugares donde la vegetación es espesa, dicha distancia de seguridad disminuye mucho, estableciéndose desde los 50 hasta los 8-10 m.

  

 

fuente: http://es.geocities.com/scaladren/principal.htm

Quote this article on your site

To create link towards this article on your website,
copy and paste the text below in your page.




Preview :

Faisanes de caza en España
Jueves, 19 Marzo 2009

Powered by QuoteThis © 2008