You are here: Home Faisánidos Cotos de caza: una alternativa para la cría del faisán
Cotos de caza: una alternativa para la cría del faisán PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 
Animales - Faisanes
Modificar el tamaño de letra:

Cotos de caza: una alternativa para la cría del faisán

Prof. Dr. Exequiel M. Patiño*. 2.005. Fac. Cs. Veterinarias, Universidad

Nacional del Nordeste, Corrientes, Argentina.

*Coautor del libro "Faisanes en cautiverio".

 

Una alternativa excelente de la cría del faisán es su venta para poblar y / o repoblar cotos de caza, un negocio con posibilidades ciertas y viables en nuestro país

Los “cotos de caza” son áreas destinadas al aprovechamiento de la fauna nativa y/o exótica, en tierras privadas o públicas, especialmente seleccionadas y en las que existe infraestructura adecuada para la practica regulada de la caza deportiva.

En países europeos como España, Inglaterra, Francia, Polonia y en países americanos como EEUU y Canadá  existen cotos de caza de faisanes desde hace ya muchos años y con gran éxito.

Solo en Inglaterra los cotos de caza generan 10.000 puestos de trabajo.

En Iowa (EEUU) considerada la capital mundial del faisán, con una población estimada de 4.000.000 de faisanes, cada año la actividad de caza de esta ave convoca a 140.000 cazadores residentes en el estado y a 40.000 no residentes, que dejan anualmente solo por licencias de caza,  85 millones de dólares. Además por otros rubros como armerías, hoteles, restaurantes, casas de ropa deportiva, estaciones de servicio, etc. se estiman ingresos anuales por 154 millones de dólares. 

En Sud América existen cotos de caza que incluyen faisanes en Perú, Ecuador, Argentina, etc. 

En nuestro país todavía existen todavía muy pocos cotos de caza de faisanes, los cuales se encuentran ubicados en las provincias de Buenos Aires, Entre Ríos, Córdoba  y  Santiago del Estero.

La elección del faisán como presa de actividad cinegética no es casual. Entre las particularidades que lo hace especial debe destacarse su vuelo; debido a que sus alas están especialmente adaptadas para conseguir en un breve tiempo la potencia necesaria para un vuelo rápido. Una vez que el faisán denota la presencia del batidor o del perro, se eleva en un vuelo casi vertical caracterizado por un aleteo intenso y ruidoso, acompañado en el caso de los machos por un chillido. Esta fase de arranque termina al alcanzar unos 4 a 6 metros de altura que coincide con la cota de vuelo, seguido de aleteos por unos centenares de metros donde aterriza de una forma brusca y poco elegante.

El criador de faisanes puede vender estas aves al dueño  de un coto de caza o  asociarse con él para ser un proveedor permanente del mismo.

El proceso de crianza de faisanes para cotos no se diferencia demasiado de la cría de animales para carne y los tiempos de acabado tampoco sufren cambios.

A los 5 meses de edad los faisanes tanto machos como hembras están listos para ser colocados en los cotos de caza, aunque es aconsejable destinar los machos a los cotos y las hembras a actividades reproductivas.

Reproductivamente este especie se maneja en harén, es decir un macho cada 4 o 5 hembras, por lo cual luego de cada periodo reproductivo tenemos un excedente de machos.

En nuestro país la superficie ideal para establecer un coto de caza de faisanes fluctúa entre las 300 y 400 hectáreas, a diferencia de países europeos donde el tamaño oscila entre las 25 y 30 hectáreas.

Los precios que se manejan en los cotos de caza de nuestro país son variados y oscilan entre  5 y 10  U$S por pieza capturada, a lo que debe sumarse 50 U$S diarios por la organización que incluye pensión completa y los derechos de campo.

En Santiago del Estero la modalidad más utilizada es la venta de cacerías completas (U$S 200) que incluyen 10 - 15 faisanes abatidos por persona, mas un día de estadía completa. 

Existen ventajas comparativas para la utilización del  faisán en actividades de caza, con respecto a otras especies de utilización cinegética como perdices, martinetas, patos, etc.

Entre esas ventajas se destacan las siguientes:

          Su caza esta permitida todo el año.

          No existe limitación de piezas por cazador, pues las aves abatidas se reponen conforme a las necesidades del coto.

Las variedades usuales de faisán que se emplean en nuestro país para la actividad cinegética son las de collar común y tenebroso. Seleccionándose preferentemente ejemplares livianos. 

Con respecto a las modalidades que se usan para la cacería de faisanes en cotos de caza son muchas, ya que en cada país tiene la suya, pudiéndose mencionarse las siguientes:

          Montería de Puestos Fijos: Se realiza en un monte de no más de 2 (dos) hectáreas donde se acostumbraron a los faisanes a vivir en él. Se instalan entre 8 a 15 puestos de tiro alrededor del monte donde están los faisanes. El día de la cacería un equipo de colaboradores denominados batidores con o sin perros se internan en el monte, separados entre ellos a una distancia de 15 metros, para forzar a los faisanes a salir del él, para que los tiradores instalados en los distintos puestos intenten abatirlos.

          En Manos o con Perros de Cacería: Es similar a la caza de perdices pero con perros de caza y los cazadores siguiendo a los perros.  Esta manera tradicional de caza en nuestro país puede ser complementada con las otras modalidades.

          Hojeo a la Inglesa: Consiste en hacer volar a los faisanes sobre una línea de escopetas que las esperan semiocultas detrás de puestos fijos. Los puestos fijos están  separados por una distancia de 30 - 40 metros. Es  muy parecida a  la montería de puestos fijos pero con el agravante de que los faisanes vuelan debido a que los batidores los hacen levantar vuelo tratando de hacerlos pasar por los puestos fijos donde están ubicados los cazadores. Según los especialistas el mejor calibre para abatir faisanes es el  12/70 aunque se puede emplear otros calibres como el 16 o el 20. La munición adecuada es la del 7 o 7 ½  con un  peso de 30 a 32 gramos dependiendo de las condiciones metereológicas.

En conclusión podemos afirmar que los cotos de caza de faisanes tienen un futuro promisorio en nuestro país y constituyen una alternativa productiva para muchos productores que disponen de campos que no han expresado totalmente su potencial económico.

 

Quote this article on your site

To create link towards this article on your website,
copy and paste the text below in your page.




Preview :


Powered by QuoteThis © 2008