You are here: Home Sanidad animal Bovinos Introducción
Introducción PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
Sanidad Animal - Bovinos
Modificar el tamaño de letra:

Introducción

En los sistemas de cría, los terneros son usualmente destetados a fines del verano o a principios del otoño para comenzar la etapa de engorde. Así, los terneros han permanecido al pie de la madre durante la primavera y verano. Durante ese período, la alimentación del ternero pasa paulatinamente de una dieta con alta proporción de leche en los primeros 2-3 meses de vida a una franca pastoril en los últimos meses previos al destete.

Bajo esas circunstancias, el número de parásitos que se instalan en el cuajo e intestinos de los terneros va incrementando continuamente, pudiéndose acumular significativas cargas parasitarias al momento del destete. Esta dinámica de la infección de los terneros se debe a que la cantidad de lombrices en las pasturas declina desde mediados de la primavera en adelante como consecuencia a una "dilución" de la infección provocada por el crecimiento abundante del pasto y también por la mortandad de las lombrices en el pasto como consecuencias de las altas temperaturas del verano.

Sin embargo, se debe recordar que los terneros son los animales más sensibles a la enfermedad parasitaria debido a que su sistema de defensa contra los parásitos todavía no es eficaz. Por lo tanto, las lombrices que ingiere con el pasto, no sólo logran establecerse en la pared del cuajo e intestino, sino que son capaces de producir una gran cantidad de huevos y así contaminar fuertemente las pasturas desde comienzo de verano en adelante. Durante esa época, el parásito desarrolla rápidamente en las bostas y, lluvias mediante, puede pasar en importantes cantidades a las pasturas. En consecuencia, hay que tener en cuenta que terneros que llegan al destete aun con buen estado general, pueden acarrear una importante cantidad de lombrices.

El momento del destete (al pie de la madre o a la llegada al campo de invernada) es una buena oportunidad para desparasitar y eliminar las lombrices que se han acumulado en el cuajo e intestinos durante la crianza. De esta manera, los terneros estarán "limpios"  al ser transferidos a las pasturas de recría o invernada. Sin embargo, si no se adoptan las medidas de manejo adecuadas, a las pocas semanas de  desparasitar los animales vuelven a tener lombrices en el aparato digestivo. Esto se debe a que en la práctica debe asumirse que “todas las praderas están parasitadas”, a excepción de aquellas que luego de implantadas no han sido pastoreadas.

¿Por qué los terneros se enferman nuevamente si fueron desparasitados?

Las lombrices pueden sobrevivir largos períodos adentro de las heces diseminadas en el potrero o en las pasturas. Así, es muy frecuente que una cantidad importante de lombrices (larvas infectantes) pase de un ciclo de producción a otro constituyendo el "pie de infección" para la nueva camada de terneros. Una vez que son ingeridas con el forraje, se constituyen en parásitos maduros luego de varios cambios que realizan en la pared del cuajo e intestinos en unas tres semanas, y comienzan la postura de huevos que caen con la materia fecal sobre el potrero. Así, las pasturas se contaminan con grandes cantidades de huevos durante el otoño y el invierno. En un lapso que varía entre tres y seis semanas tales huevos desarrollan larvas infectantes  adentro de la bosta y la lluvia provoca el traslado de esas lombrices a los pastos. De esta forma se van acumulando grandes cantidades de lombrices “nacidas” de los huevos que los mismos animales fueron "sembrando" durante el pastoreo.

En la medida que aumenta el número de animales por superficie de pastoreo, la cantidad de lombrices en las pasturas tiende a incrementarse peligrosamente. Del mismo modo, el pastoreo rotativo -generalmente asociado a alta carga animal- lejos de disminuir la infección por parásitos de una pradera, la incrementa.

Cuando en el campo se observan animales con enteque parasitario se debe tener en cuenta que las pérdidas de peso acumuladas hasta ese momento pueden llegar a 40-50 kg por animal.

Sin embargo, la situación común en la mayoría de los sistemas de recría/invernada de machos y hembras es la pérdida subclínica de peso. Esto se produce porque los niveles de parasitosis  no llegan a ser tan graves como para provocar enteque clínico pero sí suficientes para reducir severamente la ganancia diaria de peso. Si bien es difícil evaluar este efecto en el campo a simple vista, hacia fines del invierno se pueden acumular pérdidas de 20-30 kg por animal. En cualquiera de las dos situaciones descriptas -clínicas o subclínicas- las bajas ganancias de peso registradas durante el otoño y el invierno, no son compensadas durante la primavera. Esto se debe a que el aparato digestivo de los animales queda con lesiones crónicas que impiden un aumento compensatorio de peso. Como consecuencia, los novillos o vaquillonas deberán permanecer en pastoreo por más tiempo para lograr el peso de faena o servicio con las lógicas complicaciones en el manejo del sistema de producción.

Medidas de control

Es momento oportuno de desparasitar. De otra manera, el stress provocado por el destete, puede provocar significativas  pérdidas en las ganancias de peso durante las primeras semanas del engorde. Además, dicho tratamiento evitará que los terneros contaminen con huevos las pasturas en las cuales han comenzado la recría. Se extraerá así máximo beneficio económico al tratamiento antiparasitario: "Protección de animales y pasturas".

El diseño e implementación de un programa apropiado de control sanitario, con la correspondiente aplicación de antiparasitarios de manera planificada, evitará que la enfermedad se desarrolle en las pasturas y animales, disminuyendo las pérdidas que producen los parásitos sobre el peso vivo de los vacunos y así, aumentar la rentabilidad final de todo el sistema de producción.

El uso de técnicas de manejo y diagnóstico de bajo costo a partir de material fecal y pasto, permite monitorear la carga parasitaria de los animales, y así determinar el momento del tratamiento. Se aconseja la consulta con el profesional veterinario para establecer las medidas de control y la rotación de principios activos en los antiparasitarios con el objetivo a evitar la aparición de resistencia antihelmíntica.



Factores que favorecen

las parasitosis

Factores que  obstaculizan la presentación de parasitosis

Qué hacer para evitar las parasitosis

Animales jóvenes   (destetes)

Período otoño-invierno (Frío, humedad, días nublados)

Alta concentración de hacienda (Pastoreo rotativo)

Comer muy abajo las pasturas (demora en los cambios de parcelas)

Pastoreo de avenas con encierre nocturno en pasturas viejas

Pasturas viejas (se consideran “sucias” con parásitos)

Mal uso del antiparasitario (poca dosis en relación al peso, mal aplicado, etc.

Veranos con altas temperaturas

Potreros “limpios” (verdeos, rastrojos, pasturas nuevas)

Pastoreo con animales adultos (vacas, toros, novillos de más de 2 años.

Planificar bien la carga animal, que no falte pasto

Evitar pastorear muy abajo. No demorar los cambios de parcela

No comer pasturas nuevas sin conocer la carga parasitaria de los terneros

Realizar un estricto control durante todo el año, pero intensificarlo al máximo en otoño-invierno.

Cuando se detecte la parasitosis, desparasitar inmediatamente

Dosificar correctamente (ajustar dosis al más pesado, tener cuidado en la aplicación, que no pasen animales sin dosificar, usar buenos antiparasitarios)

No confiarse en la vista para detectar la enfermedad (pelo arratonado, mal estado, etc.), ya que para cuando “se nota” se perdieron muchos kilos y se parasitaron aún más los potreros.

RECORDAR QUE:

Todos los terneros que ingresan al campo se desparasitan al llegar y luego se parasitan en el potrero, por lo tanto inicialmente “LA ENFERMA ES LA PASTURA”.

Un ternero con una parasitosis mediana deposita por día alrededor de 2 millones de huevos de parásitos sobre la pastura.

No existe ningún medicamento que pueda controlar los parásitos que están en las pasturas, por lo tanto una vez que pastoreamos una pastura limpia con animales parasitados, esa pastura estará “sucia” por mucho tiempo (más de un año, aunque se mantenga sin animales).

Con el objetivo de colaborar con productores y veterinarios en la implementación de un sistema efectivo de sanidad en el rodeo vacuno, el laboratorio Biogénesis ha desarrollado una extensa línea de antiparasitarios que permiten obtener la máxima rentabilidad en la producción animal.



Espectro de control

Dosis

cc/kg. Peso vivo

Costo

Costo por peso

(u$s/dosis)


Nombre

Comercial

Modo de

Aplicación

Formul.

%

Núcleo

Químico

Gastro

Intes-

tinales

Pul-

monar

Larvi-

cida

Larva

Enquis-

tada

Ovicida

Abril

Sept.

Octubre

Mayo

Mar-

bete

U$s/

Cc.

150

kg.

220

kg.

280

kg.

340

kg.



Axilur

Oral

10 %

Fenbendazol

Si

Si

Si

Si

Si

(15 hs.)

0.050

0.075

0.050

0.012

0.090

0.131

0.167

0.203


Bendax

Oral

10 %

Fenbendazol

Si

Si

Si

Si

Si

(15 hs.)

0.050

0.075

0.050

0.012

0.087

0.107

0.136

0.165


Reogram

Oral

5 %

Oxfendazol

Si

Si

Si

Si

Si

0.100

0.100

0.050

0.010

0.073

0.107

0.136

0.165


Valbazem

Oral

5 %

Albendazol

Si

Si

Si

Si

Si

(18 hs.)

0.075

0.100

0.050

0.011

0.082

0.120

0.153

0.186


Fosfamisol

Iny.

Subcut.

22.30

%

Levamisol

Si

Si

Lim

(t)

No

No

0.044

No

0.060

0.016

0.146

0.215

0.273

0.332


Ripercol-l

Iny.

Subcut.

7.50

%

Clor.

Levamisol

Si

Si

No

No

No

0.106

No

0.106

0.020

0.321

0.470

0.598

0.727


Riper/

fosforado

Iny.

Subcut.

17.13

%

Levamisol

fosf.

Si

Si

Si

No

No

0.060

No

0.060

0.023

0.203

0.298

0.380

0.461


Flukiver

Inyect.

5 %

Closantel

Solo

ha.

No

No

No

No

0.100

No

0.100

0.046

0.696

1.021

1.299

1.578


Ivomec

Iny.

Subcut.

1 %

Ivermectina

Si

Si

Si

Si

No

0.020

0.020

0.020

0.128

0.383

0.562

0.715

0.869


Bendax

Intra

ruminal

20 %

Febendazol

Si

Si

Si

Si

Si

0.024

0.024

0.024

0.023

0.084

0.124

0.157

0.191


Valbazen

Intra

ruminal

25 %

Albendazol

Si

Si

Si

Si

Si

0.030

0.030

0.030

0.024

0.109

0.160

0.204

0.247


Axilur

Intra

ruminal

18 %

Fenbendazol

Si

Si

Si

Si

Si

0.028

0.045

0.028

0.023

0.096

0.140

0.178

0.217


Cydectyn

Iny.

Subcut.

1 %

Moxidectin

Si

Si

Si

Si

No

0.020

0.020

0.020

0.071

0.213

0.312

0.397

0.482


Duotin

Iny.

Subcut.

1 %

Abamectina

Si

Si

Si

Si

No

0.020

0.020

0.020

0.077

0.232

0.341

0.433

0.526


Bayverm

Oral -

Intra

ruminal

10 %

Febantel

Si

??

Si

Si

Si

(20 hs.)

0.050

0.075

0.05/

0.075

0.000

0.000

0.000

0.000

0.000


Suraze

Oral

10 %

Albendazol

Si

Si

Si

Si

Si

0.075

0.100

0.200

0.119

3.563

5.225

6.650

8.075


Reogram

Intra

ruminal

5 %

Oxfendazol

Si

Si

Si

Si

Si

0.090

0.009

0.050

0.000

0.000

0.000

0.000

0.000


L-bago-

misol

Iny.

Subcut.

7.50

%

Levamisol

Si

Si

Lim

(t)

No

No

0.105

No

0.106

0.000

0.000

0.000

0.000

0.000


Dectomax

Iny.

Intramuscular

1

%

Doramectina

Si

Si

Si

Si

No

0.020

0.020

0.020

0.117

0.352

0.517

0.658

0.798


Bovifort

Iny.

Subcutáneo

1

%

Ivermectina

Si

Si

Si

si

no

0.020

0.020

0.020

0.065

0.195

0.286

0.364

0.442


Ivosint

Iny.

Subcut.

1.

%

Ivermectina

Si

Si

Si

si

no

0.020

0.020

0.020

0.029

0.088

0.130

0.165

0.200


Sintyoyal

Iny.

Subcut.

10

%

Ricobendazol

Si

Si

Si

si

si

0.040

0.040

0.040

0.015

0.090

0.132

0.168

0.204





Quote this article on your site

To create link towards this article on your website,
copy and paste the text below in your page.




Preview :

Introducción
Miércoles, 21 Abril 2010

Powered by QuoteThis © 2008